Arena, que tiene 13 años y está ingresado en La Paz con un corazón artificial a la espera de un trasplante cardíaco, es el primer paciente español que cuenta con un nuevo dispositivo de control para esta máquina de asistencia ventricular: una consola que facilita la movilidad y le ha permitido salir del hospital e ir al cine con sus amigas

Arena tiene 13 años y está ingresado en La Paz con un corazón artificial desde el verano a la espera de un trasplante. Hace una semana se convirtió en el primer paciente español con una nueva consola que controla la máquina de asistencia ventricular y que le permitió salir del hospital madrileño e ir al cine con sus amigos.- EFE/Mariscal

Hasta ahora la consola que controlaba los corazones artificiales pesaba unos 80 kilos, lo que limitaba la movilidad de los pacientes, mientras que el nuevo dispositivo, de 9 kilos y que solo se ha implantado en 85 pacientes en todo el mundo, facilita la recuperación física y mejora la calidad de vida. de los enfermos.

Gracias a este dispositivo, y tras seis meses de ingreso -tres de ellos, en la UCI-, Arena ha podido salir este fin de semana del hospital e ir a cenar acompañada de sus amigos, sus padres y el equipo médico que la atiende. Hospital La Paz (Madrid).

«Echaba de menos salir a la calle, dar una vuelta y que me diera el aire», explicaba Arena a EFE, mientras enfatizaba que el implante de la nueva consola ha sido «un cambio enorme, porque el otro era demasiado grande y no me podia mover bien. Este es muy manejable y pesa menos”.

Ingresada desde el pasado 14 de julio, Arena reconoció que tenía muchas ganas de poder hacer una actividad «normal» y que tenía muchas ganas de ver una película en pantalla grande con sus amigos.

“Está muy bien esta salida”, dijo el adolescente camino del cine -situado escasos a metros del recinto hospitalario- ante la atenta mirada del equipo médico que lo atiende, del que forma parte Luis García Guereta, coordinador de trasplantes del Hospital Infantil La Paz. de .

Arena nació con una cardiomiopatía

García Guereta explicó que el menor nació con una enfermedad estructural del corazón, a pesar de que llevaba una vida normal hasta hace unos meses, cuando empezó a empeorar de forma muy brusca y los médicos lo incluyeron en la lista de pacientes. trasplantes

Pero apareció una serie de complicaciones (entre ellas pulmonares), que incluso obligaron a practicar a la paciente dos cateterismos y que limitaron la posibilidad del trasplante de corazón, por lo que optaron por implantarle un dispositivo de asistencia ventricular (un corazón artificial) a finales de verano .

“Hemos logrado mejorar la calidad del trasplante”, dijo el coordinador de trasplante cardíaco.

¿Qué es un corazón artificial?

Álvaro González Rocafort, cirujano cardíaco paceño, fue el encargado de implantar la asistencia ventricular Arena, un dispositivo que ayuda al corazón a bombear sangre cuando ya no es capaz de hacerlo.

El también coordinador de trasplantes cardías del hospital madrileño detalla que se trata de un dispositivo externo que recoge la sangre del victrículo izquierdo y la impulsa hacia el vaso principal de la arteria aorta, con lo que congiego maintenar las funciones del corazón.

La nueva máquina de control del corazón artificial

Juan José Menéndez Suso, adjunto de cuidados intensivos pediátricos, ha estado más de tres meses a cargo de Arena en la UCI, ya que después del implante estaba muy ébil.

Para controlar el corazón artificial, la niña estaba conectada a una consola muy grande, casi como un carrito de la compra lleno de comida y con un peso de 80 kilos, lo que limitaba mucho su movilidad, aunque es muy importante para su terapia y recuperación, explica .

Pero, gracias a la incorporación de esta nueva consola se ha reducido su tamaño. «Ha pasado de ser un carro de la compra llena una maleta de cabina con un peso de unos 9 kilos».

Al facilitar la mobilidade, el paciente gana mucho en autonomía, porque con las nuevas baterías durante puede viajar sin estar conectado a la red eléctrica durante casi siete horas, mientras que el dispositivo anterior solo lo permitió una hora.

También le permite descansar mejor porque reduce el ruido que genera, según Menéndez, quien explica que la nueva consola se fabrica en Alemania y se ha comenzado a comercializar en 2022 tras muchos años de investigación.

“Arena es el primer paciente que recibe esta máquina en España. Estamos muy contentos por su bien y por el de otros niños que vengan detrás. Cremos que esta experiencia es muy necesaria”, enfatizó.

Opinión que comparte Macarena Viñuelas, enfermera de ciurgia, quien no duda en calificar al nuevo dispositivo «como una alegría espectacular». «A ella le supone una autonomía distinta, una manera de sentirse más libre y ver eso nos llena y nos comfortorta».

Viñuelas conoce bien el sufrimiento diario de los niños: «Estamos muy a pie de cama con ellos y lo vemos todo, sus penas y sus alegrías, y sabemos el incalculable valor que tiene permitirles desconectar de su enfermedade con una salida al cine cuando están encarrados en un hospital y ven a la gente hacer su vida en la calle”.

Arena tiene 13 años y está ingresado en La Paz con un corazón artificial desde el verano a la espera de un trasplante. Hace una semana se convirtió en el primer paciente español con una nueva consola que controla la máquina de asistencia ventricular y que le permitió salir del hospital madrileño e ir al cine con sus amigos.- EFE/Mariscal

Arena vuelve a ser la de antes

Roberto, el padre de Arena, asegura que desde hace un mes la niña «ha vuelto a ser la de antes». Recuerda con angustia cómo se empezosa a marear antes del verano, ingresó con la presión pulmonar alta y el proceso fue peor, hasta que le tivenon que poner el corazón artificial.

“Pero ha recuperado la alegría y con esta consola más pequeña puede andar; se encuentra mucho mejor», subraya Roberto, mientras expresa su mayor deseo: «¡A ver si llega ya el corazón pronto!».

La Paz, líder en trasplantes pediátricos

La Paz no es el único hospital que realiza trasplantes pediátricos, pero también fue el primer centro español que utilizó un corazón artificial en un paciente infantil en 2006, y desde entonces ha implantado a 43 niños.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *