La diabetes es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal, ceguera… Según la Federación Española de Diabetes (FEDE), fomentar la educación diabetológica ayuda al autocontrol ya la adherencia al tratamiento, dos factores claves para los pacientes.

Control de la diabetes. EFE/Luis Tejido

La diabetes es una enfermedad crónica que se caractería por la presenza elevada de los niveles de glucosa en sangre y para su control la Federación Española de Diabetes (FEDE), en colaboración con Bayerlanzar la campaña «Diabetes y comorbilidades»dirigida a todos los pacientes.

A través de él, buscan promover el conocimiento y la implicación de las personas con diabetes en relación a las diversas complicaciones asociadas a la enfermedad, ya que su impacto podría reducirse al mínimo. 37%.

Comorbilidades más frecuentes asociados a la diabetes

Juan Francisco Perán, presidente de FEDEexplica: “Entre las comorbilidades más frecuentes asociadas a la diabetes se encuentran la enfermedad cardiovascular, la enfermedad renal diabética, la retinopatía o la depresión, que tienen un enorme impacto en la calidad de vida de los pacientes”.

La FEDE insiste en la importancia de informar sobre los trastornos o enfermedades derivadas de la diabetes y que con mayor frecuencia sufren los pacientes, así como advertir de las principales señales de alarma.

Salud de los pacientes con diabetes
Campaña «Diabetes y comorbilidades». Imagen cedida por la FEDE

Enfermedad cardiovascular

El riesgo de sufrir evento o enfermedad cardiovascular se incrementa desde el momento del diagnóstico de diabetes.

La federación refleja que aproximadamente, el 20% de los pacientes desarrollan una enfermedad cardiovascular cronicaque supone la principal causa de muerte.

La Insuficiencia cardíaca es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y el que con más frecuencia se da en estos pacientes.

Por otra parte, casi el 40% de los pacientes con fibrilación auricular tienen diabetes, lo que aumenta entre 5 y 7 veces el riesgo de sufrir un ictus o una embolia.

Señales de alarma:

  • Respiración dificultosa (disney).
  • Dificultad para dormir (problemas para respirar tumbado o necesidad de levantarte de golpe por falta de aire).
  • sensacion de fatiga.
  • debilidad muscular.
  • Hinchazon de los pies y tobillos con posible aumento de peso (por acumulación de líquidos).
  • aumento de peso brusco (3 kg en una semana).
  • Orinar muchas veces por la noche
  • Si la tensión arterial es más de 130/80 mmHg.

Llevar una alimentación equilibrada, realizar ejercicio físico diario, controlar la glucemia, y adherirse al tratamiento anticoagulante (sobre todo en el caso de los pacientes con fibrilación auricular), son algunos factores claves para prevenir esta patología.

retinopatía

La retinopatía causado por la diabetes constituyen la causa de ceguera mas frecuentey las personas con diabetes tienen venticinco veces más riesgo de sufrir ceguera que la población sin diabetes.

Según la FEDE, un tercio de las personas con diabetes se desarrolla retinopatía diabética y de ellas, un 10% tiene riesgo de ceguera. Además, alrededor de un 7% desarrollar edema macular (una acumulación de líquido en la zona central de la retina), que afecta a su visión.

Señales de alarma:

  • visión distorsionada.
  • Pérdida de la visión central (suele manifestarse como una mancha oscura, zona borrosa, o área deformada en el centro que impide ver objetos con detalle).
  • Visión con manchas de distinta intensidad fija.

Controlar la glucemia y acudir al medico para realizar revisiones de fondo de ojo es importante a la hora de prevenir la retinopatía.

Pacientes diabéticos con retinopatía
La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera. EFE/Carlos García

Nefropatía o enfermedad renal

Casi el 35% de los pacientes de diabetes sufren nefropatía diabética crónicasiendo esta la primera causa de diálisis o trasplante renal.

Como indican los expertos, la enfermedad renal cronica diabética se asocia a una aumento de la mortalidad incluso en los momentos iniciales, incrementándose este riesgo en función de la disminución renal.

Señales de alarma:

  • Tensión por encima de 130/80 mmHg.
  • Cambios en la frecuencia y horario de la micción (orina).
  • aparición de orinas con espuma o teñidas con sangre.
  • espasmos musculares.
  • Mal control glucémico.
  • Hinchazón de las piernas (edema).
  • Dolor en el pecho y/o dificultad respiratoria.

El control de la tensión arterial, la hiperglucemia, los lípidos, así como la hemoglobina, es fundamental.

Depresión

La asociación afirma que las personas que padecen diabetes tienen entre 2 y 3 veces si posibilidades de presentar depresióny solamente entre el 25 y el 50% de los pacientes que la sufren reciben el diagnostico y tratamiento necesario.

Es importante que cuando una persona es diagnosticada con diabetes valore su estado emocional, saber cómo se siente y qué necesita en ese momento.

Señales de alarma:

  • Sentirse triste o vacío.
  • Interés perdido en actividades que antes nos hacien felices.
  • Comer demasiado o no querer comer para nada.
  • Tener dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • No poder dormir o dormir demasiado.
  • Sentirte muy cansado, irritable, desesperanzado, ancioso o culpable.
  • Tener dolores generaless: dolores de cabeza, cólicos o problemas digestivos.
  • Piénsalo posibilidad de suicidio.

Recomendaciones generales

Los expertos enfatizan en la necesidad de seguir impulsando iniciativas de educación diabetológica y de concienciación para los pacientes con diabetes y para su entorno, que juega un papel fundamental.

Prevención de pacientes con diabetes
EFE: Felipe Chacón

Por otro lado, recomendamos una serie de pautas generales para el autocontrol de la diabetes:

  1. adecuado autocontrol/manejo de la diabetes: controlar el estado glucémico.
  2. Hábitos de vida cardiosaludables: alimentación correcta, ejercicio físico, no fumar.
  3. Control del colesterol y la tensión arterial.
  4. Evitar el sobrepeso/obesidad.
  5. Autoexploración de los pies: para prevenir heridas y ulceraciones.
  6. Uso de farmacos antidiabeticos cardio y nefroprotectores.
  7. Información tanto para pacientes como para el entorno.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *