MADRID, Séptimo. (PRENSA EUROPEA) –

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) recuerda que, para que sean eficaces, las pruebas de antígenos deben realizarse para autodiagnosticarse el Covid-19 durante los primeros 7 días tras la infección o en los primeros 5 días tras la aparición de los síntomas. cuando la carga viral está en su punto máximo.

Por lo tanto, recuerdan que son solo «pruebas para la venta en farmacias» y piden seguir «cuidadosamente» las instrucciones de uso del fabricante. También enfatizan que el muestreo es «clave». “Una muestra de mala calidad puede dar lugar a un resultado erróneo, por lo que para evitar que se degraden, realiza la prueba inmediatamente después de tomarla”, informan desde la AEMPS.

Si el resultado es positivo (las líneas C y T aparecen coloreadas), tenga o no signos de Covid-19, es necesario iniciar el autoaislamiento “inmediatamente” y comunicarse con el centro de salud.

En este sentido, la AEMPS recuerda que no se incluirán pruebas de autodiagnóstico para diagnosticar infección activa en personas con síntomas o pacientes asintomáticos. Los resultados positivos en estas pruebas serán considerados como casos sospechosos que deberán ser confirmados en un centro de salud mediante una prueba diagnóstica de infección activa (PDIA).

Además, advierten que puede haber una infección activa aunque el resultado de la prueba parezca negativo, ya que la prueba de antígeno tiene una sensibilidad menor que la PCR. “Se puede obtener un resultado falso negativo si la carga viral es baja (número reducido de virus en la muestra), lo que ocurre durante los primeros o últimos días de la infección”, recuerdan de AEMPS.

En este sentido, si el resultado es negativo (solo color de la línea C), pero los síntomas compatibles con Covid-19 son visibles o hubo un contacto cercano con una persona diagnosticada con la enfermedad, la AEMPS argumenta que el autoaislamiento comenzaría de inmediato. contacta con los servicios de salud.

Por otro lado, si una línea de color no es visible durante la prueba, o solo se muestra la línea T, pero no la línea C, la prueba no es válida y debe repetirse.

PRUEBA DE ANTÍGENO

Para las pruebas de antígenos que no se realizan en el hogar, la muestra se procesa en el mismo lugar donde se recogió y puede tardar unos minutos. Un resultado positivo significa la presencia del virus y muy probablemente una infección persistente.

Al igual que las pruebas de antígenos en el autodiagnóstico, recomiendan hacerlo durante los primeros 7 días después de la infección, cuando la carga viral está en su punto más alto. Además, al igual que las pruebas de PCR, es incapaz de detectar si la enfermedad ya ha sido transgredida.

La muestra generalmente se toma a través de un hisopo nasofaríngeo o nasal. En algunos casos, se puede realizar con muestras de saliva, aunque la AEMPS advierte que la carga viral es menor que en las secreciones nasofaríngeas, por lo que la baja carga viral (baja cantidad de virus en la muestra) es menos sensible de la prueba.

Un resultado positivo indica la presencia del virus SARS-CoV-2 en la muestra. Es una prueba de diagnóstico para una infección activa; es decir: con una alta probabilidad, hay una infección persistente, incluso si no hay síntomas. Por el contrario, un resultado negativo significa que no se detecta la presencia del virus SARS-CoV-2 en la muestra. Es decir, con una alta probabilidad, no hay infección persistente.

PRUEBA DE PCR

La prueba de PCR también es una prueba de infección activa. La muestra se procesa en el laboratorio y puede tardar varias horas. Un resultado positivo significa la presencia del virus y muy probablemente una infección persistente. Sin embargo, es incapaz de detectar si la enfermedad ya se ha superado.

Al igual que ocurre con los antígenos, la muestra generalmente se toma a través del exudado nasofaríngeo, pero hay algunos casos en los que se puede hacer con muestras de saliva, aunque la carga viral aquí es menor.

ANTICUERPOS DE PRUEBA

En cambio, las pruebas serológicas o los anticuerpos detectan diferentes tipos de anticuerpos específicos contra el virus. Es decir, no detectan la presencia del virus, sino la respuesta inmune del individuo.

Estas pruebas detectan dos tipos de anticuerpos: IgM y / o IgG. Las IgM son inmunoglobulinas (anticuerpos) que aparecen temprano en la infección y desaparecen en unas pocas semanas. Las IgG son inmunoglobulinas que aparecen en las últimas etapas de la infección y persisten durante mucho tiempo, a veces años.

A diferencia de las otras, estas pruebas no detectan la presencia del virus, sino la respuesta inmune humana. Es decir, detectan diferentes tipos de anticuerpos específicos contra el virus e informan de la presencia de una infección viral, incluso si no se han presentado síntomas.

Los análisis de sangre se utilizan generalmente para las pruebas de anticuerpos. Las pruebas rápidas requieren una pequeña punción con una lanceta, pero las pruebas de laboratorio se obtienen por extracción.

Un resultado positivo en los anticuerpos IgM significa que la persona ha estado expuesta recientemente al virus SARS-CoV-2, que puede ser una infección o no.

Durante los primeros días de la infección es inconcebible, por lo que un resultado negativo no excluye la posibilidad de infección. La presencia de IgM puede coincidir con una infección persistente y puede detectarse después de que la infección haya durado días.

Un resultado positivo para los antibióticos IgG sugiere que la persona estuvo expuesta al virus SARS-CoV-2 e indica que la infección no persiste necesariamente, pero puede ocurrir hace mucho tiempo, incluso meses. Este anticuerpo puede estar presente durante la etapa final de la infección y permanece detectable después de la ingestión, durante mucho tiempo.

Según informa la AEMPS, existe un período de tiempo, tanto durante la infección como incluso después de la resolución, en el que los resultados para IgM e IgG pueden ser positivos al mismo tiempo.

Por tanto, un resultado negativo para los antibióticos IgM e IgG significa que no se detecta la presencia de anticuerpos contra el SARS-CoV-2. “Hay que tener en cuenta que la falta de anticuerpos no descarta la posibilidad de contagio, por lo que es muy importante no anular las medidas de prolongación social y uso de mascarillas”, señalan.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *