Tres días, ocho mujeres y una travesía: «Camino a la Esperanza», documental que muestra de forma metafórica la superación del cáncer ginecológico.

Son historias sin contar, realidades silenciadas por el desconocimiento. La película «Camino a la Esperanza» intenta, a través de la experiencia de sus protagonistas, dar voz y visibilidad al cáncer ginecológico. Porque, al fin y al cabo, es una»ratones conjuntos«.

Asi lo determina María Jesús Rubio, oncóloga del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y una de las participantes del documental.

“Una iniciativa como esta hace visible una enfermedad que tratamos de esconder. Pone de manifiesto que la lucha no es individual si no que la lucha es de todos y que todos juntos somos más fuertes”

Este proyecto forma parte de “Me llamo Esperanza”, una campaña impulsada por la biofarmacéutica británica GSK que nació con el objetivo de “poner luz” sobre todas las sombras de las pacientes con cáncer ginecológico.

Cáncer ginecológico y el «camino» a la esperanza

El cáncer ginecológico engloba a todos esos tumores que se originan en los órganos del aparato reproductor femenino, como es el caso del cáncer de cuello uterino, de ovarios, de útero, de vagina y de vulva.

Este documental recoge, a grandes rasgos, una travesía de tres días que emprenden ocho mujeres sobrevivientes de cáncer ginecológico y para oncología especializadas con un meta comun: La Esperanzacapital del municipio de El Rosario (Tenerife).

Es una metáfora, un intento de visibilizar el viaje, la valentía y el compromiso de cada uno de sus participantes para alcanzar física y mentalmente la esperanza. Son 21 kilómetros e historias compartidas por el camino.

Imagen cedida GSK

Las voces de la enfermedad

Porque la esperanza, tal y como la define Irene Roldánuno de los sobrevivientes de este cáncer, no está solo un lugar al que se llega, sino un proceso, algo que construimos día a día con nuestras ilusiones.

“La vida son dos días y uno pasó ayer. Si no tienes esperanza, qué te queda, hacia dónde vas, qué camino recurres”, explica Sonia Cabezón, otra de las participantes.

Anna, Idoya, Carmen, Irene, Gema, Lorena, Mercedes, Sonia

Estos son los nombres de las ocho mujeres que, en esta película, ponen voz al cáncer ginecológico. Narran su lucha, el camino que han recorrido, las adversidades a las que se han enfrentado, la discriminación que todavía sufren y el impacto económico de una enfermedad que no perdona.

Estos son testimonios de una batalla contra el cáncer. Donde, tal y como asegura Lorena González, la pregunta no es puedo, sino quiero.

todo con todo

Este viaje no solo aporta una nueva perspectiva, sino que enriquece la de aquellas que han vivido desde dentro del cáncer ginecológico.

«Me quedo con la risa, con la fuerza, con las que me han enseñado a luchar sin decirme lucha, a seguir sin decirme sigue», asegura Mercedes Malaver, una de las ocho protagonistas femeninas.

El documental «Camino a la Esperanza» está disponible en la web de GSK

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *