El Premio Nobel de Medicina de 2022 recayó en el biólogo sueco Svante Pääbo, considerado el padre de la paleogenética por sus descubrimientos sobre el genoma de los homínidos extintos.

El biólogo sueco, Svante Pääbo, durante una entrevista con EFE en 2019 en Alicante. EFE/Morell

La ganadora del Premio Nobel de Medicina 2022 lideró el proyecto que descifró el genoma de los neandertales y las primeras poblaciones de la prehistoria y recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica en 2018.

Según ha informado la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo, Pääbo ha establecido «una disciplina científica completamente nueva, la paleogenómica». Al revelar las diferencias genéticas que distinguen a todos los humanos vivos de los homínidos extintos, sus descubrimientos la base para explorar lo que nos hace uniquely humanos», seguno ha destacado el Instituto sueco.

El galardonado descubrió que se había producido «una transferencia de genes de estos homínidos ahora extintos al Homo sapiens». Este antiguo flujo de genes para los humanos actuales tiene relevancia fisiológica hoy en día, por ejemplo, afectando la forma en que nuestro sistema inmunológico reacciona a las infecciones».

Además, el Instituto Karolinska ha señalado que el premiado «informó de algo aparentemente imposible: secuenciar el genoma del neandertal, un pariente extinto de los humanos actuales».

«También hizo el sensacional descubrimiento de un homínido extinto, el denisovano, completamente a partir de datos del genoma recuperados de una muestra del hueso del dedo meñique», explicó Karolinska.

Nobel de Medicina 2022 para un genetista

Svante Pääbo (Estocolmo, 1955) es director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania) y está considerado uno de los fundadores de la paleogenética, disciplina que ha demostrado que los humanos tenemos entre el 1 y el 4 por ciento de material genético procedente de otras especies.

Fue el primer científico en demorar que los humanos modernos se cruzaron y mezclaron con los neandertales.

Antes de recibir el Premio Princesa de Asturias en 2018, dijo en rueda de prensa que estaba convencido de que sería imposible secuenciar el genoma de los australopitecos, dinosaurios o criaturas que vivieron hace millones de años, y que no sería posible recrear especies extintas a partir de fósiles. .

«Nunca recrearemos especies completas porque es muy difícil realizar la ingeniería con las células madres para conseguirlo», ha afirmado hoy este conocido genetista al que, sin embargo, le gustaría equivocarse una vez más.

El Nobel de Medicina 2022 es el primero de la ronda de estos prestigiosos galardones, al que seguirán los anuncios en jornadas sucesivas de Física, Química, Literatura, Paz y finalmente Economía, el próximo lunes.

El Premio Nobel de Medicina 2021 fue otorgado a los estadounidenses David Julius y Ardem Patapoutian por descubrir los receptores de temperatura y tacto, revelando cómo se transmiten los estímulos al sistema nervioso, permitiendo tratamientos para el dolor agudo y crónico.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *