Casos de coronavirus en 60 años han sido aprobados por Semana Santa con una incidencia de 555 positivos por cada 100.000 habitantes, riesgo muy alto al transmisión, según la nueva estrategia covid que ya no ofrece la incidencia en la población general. Las hospitalizaciones en planta se han reducido para hacerlo así como en las ucis.

Un cliente y un dependiente en un desfile del Mercado de la Concepción de Barcelona. EFE/Marta Pérez

Tras la primera Semana Santa tras dos años de pandemia, los datos del Ministerio de Sanidad reflejan claramente que la incidencia acumulada en mayores de 60 ha aumentado 50 puntos respecto al martes pasado y 135 respecto al viernes 8 de abril, anterior a la Semana Santa y al Viernes Santo.

También crece la incidencia acumulada a 7 días, 260 puntos este viernes frente a los 256 el pasado martes y los 197 de hace dos viernes.

La mayor trasmisión la tienen los mayores de 80 años, con una incidencia acumulada de 731 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que alcanza los 443 casos de 60 a 69 años y los 583 de 70 a 79.

Los contagios y las muertes

El total de contagios desde que comenzó la pandemia es de 11.786.036, 49.143 nuevos desde el pasado martes.

Desde el viernes 8 de abril, inicio de la Semana Santa, ha habido hasta hoy 158.549 casos que han sido contabilizados.

El total de desaparecidos desde que se tienen registros en el inicio de la pandemia son 103.908, de los 203 tienen fecha de defunción en los últimos 7 días.

El positivismo de la descendencia diagnóstica que realizan las comunidades autónomas se sitúa en el 26,6% frente al 17,3% el viernes 8 de abril.

Leve subida de los ingresados ​​en planta

Hospitales presentan una subida de los ingresados ​​en planta con 6.119 enfermos de covid, frente a los 5.635 del pasado martes y los 4.217 del viernes 8 de abril, sin que haya problemas de ocupación de camas que se sitúa en el 4,9% .

En uci no ha habido aumento con 339 pacientes hoy frente a los 345 del pasado martes y los 371 del viernes 8 de abril con una ocupación de camas del 3,7%.

Las comunidades observan

Esta subdivisión de casos y de incidencia en población mayor de 60 años tras la Semana Santa se produce al mismo tiempo que las mascarillas en interiores han dejado de ser obligatorias.

En este concurso, El Gobierno cántabro ha sostenido que implementará medidas en función de cómo evolucionan los casos de coronavirus para evitar su impacto en los centros hospitalarios de la comunidad, mientras que su presidente, Miguel Ángel Revilla, ha donado llevar ha mascarilla gente”, porque «el virus sigue ahí».

El de Asturias, la primera comunidad en recelar por el aumento de los contagios, ha asegurado que la recomendación de mantener el uso de mascarillas en interiores responde a un principio de «prudencia, responsabilidad y sentido común», tras haber entrado la comunidad «en riesgo alto «por los indicadores de ocupación hospitalaria, una medida que confía en que se prologue durante» pocos días o semanas «.

El Principado ampliará, además, la realización de pruebas diagnostósticas para detectar la covid-19 en personas menores de 60 años a partir del criterio de los médicos que los atiendan, una factidad hasta ahora listingida, en aplicación de la estrategia vigente contra la pandemia, a los mayores de esa edad, pacientes inmunodeprimidos y personal sanitario y de residencias.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.