Reuters informó en exclusiva que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (HHS, por sus siglas en inglés) no parecía estar preparado para asumir la responsabilidad total del programa nacional de vacunas contra el COVID-19, incluidas las actividades que actualmente administra el Pentágono. El informe cita la falta de garantía de que el HHS tenga suficiente personal o un cronograma claro para asumir esas responsabilidades adicionales. Además, el informe encontró que el HHS no se había asegurado de “tener suficiente capacidad de mano de obra” ni había organizado “un cronograma para administrar las actividades restantes de desarrollo, fabricación y distribución de vacunas”, arriesgándose a perder capacidades.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.