Plantearse metas y propósitos para el Año Nuevo es algo que todos, de una manera u otra, hacemos. Tras un año marcado por la guerra de Ucrania, la subida de precios o la presencia, incluso, del coronavirus, comienza el 2023 y muchos de nosotros afanaremos en hacer más ejercicio, perder kilos, emprender nuevos retos profesionales o, incluso, enamorarnos . Pero… ¿Qué hay detrás de los desafíos que nos abre el año que estrenamos? ¿Cómo conseguirlos?

El profesor Joaquín Mateu, doctor en Psicología Clínica y de la Salud y profesor de la Universidad Internacional de Valencia.

  • 1) Las propuestas de año nuevo son el resultado de un proceso de revision de nuestra vida. Esta reflexión puede ocurrir en cualquier momento, sobre todas las circunstancias de hondo calado emocional, pero el fin de año tiene un valor simbólico para la majoscia de las personas y constituye una perfecta portunidad para ello.
  • 2) Los proyectos para 2023 tienen el objetivo de aliviar nuestras disonancias cognitivas, esto es, nuestras contradicciones (naturales) entre lo que consideramos adecuado y lo que realemento hacemos en el día a día.
  • 3) A menudo las propuestas de año nuevo se trazan como grandes objetivos que requieren mucho tiempo y esfuerzo por satisfacción. Es por este motivo que debemos aprender a descomponerlos en pequeñas partes que nos permitan ir acercándonos poco a poco a ellos, manteniendo la motivación y la energía.
  • 4) Es importante tener en cuenta que la mayoría de ellos los grandes logros requieren cambios extraordinarios en nuestras rutinas cotidianos, lo que no siempre es sencillo. Todo cambio implica un esfuerzo adaptativo y por tanto algo de estrés. Además, existirán muchas tentaciones de ceder a la costumbre a lo largo del trayecto.
  • 5) Es fundamental que los deseos viejos personalmente significativossy no respondan unique a las demandas que los demás imponen sobre nosotros. La búsqueda de qué es lo que realente nos llena y nos motiva es clave, y puede superar una revisión exhaustiva de los cimientos sobre los que construimos nuestra vida.
  • 6) Para que un propiso de año nuevo acabe cristalizando, debemos hacer que nuestras ideas sobre el mismo se concreten en actos y palabras. Esta transición, de lo cognitivo a lo conductual, facilita las circunstancias más propicias para que devenga una realidad. Además, como los grandes cambios suelen trascender a la propia persona y afectar de un modo u otro al entorno, es posible que surjan algunas resistencias adicionales (e imprevisetas) con las que debamos lidiar.
  • 7) Existen evidencias de que el cambio es mas probable cuando la motivacion que subyace a el es interna. Esto es, cuando lo hacemos por el simple hecho de mejorar en una faceta relevante de nuestras vidas, y no por obtener un incentivo externo o la aprobación de los demás. Si confiamos en que podemos lograrlo, nuestras acciones irán encaminadas a que efectivamente pueda ocurrir. Esto último recibe el nombre de «profecía autofulplida», y lamentamentamente también puede entorpecer nuestro esfuerzo si albergamos dudas sobre nuestras capacidades.
  • 8) El proceso de conquista de un logro está plagado de picos y valles, aciertos y errores. Para poder llegar hasta él debemos cosechar una actitud comprensiva y paciente respecto a nosotros mismos, donde la imperfección pueda armonizarse con nuestra autoimagen sin generar daños emocionales. Es la mejor forma de superar los momentos de frustración.
  • 9) Las dificultades impuestas por la actual situación de crisis sanitaria han oscurecido nuestra capacidad de proyectarnos hacia el futuro y construir horizontes optimistas para nuestra existencia. Si sientes que el pesimismo ha inundado tu vida, y además te percipes incapaz de hacer algo para que las cosas vayan un poco mejor, quezá sea importante consulte con un profesional de la salud mental.
  • 10) La vida implica cambio. Todos los seres humanos somos capas de cambiar en cualquier momento de nuestra vida, y además hacerlo de forma sustancial y profunda. No importa tu edad, ni ninguna otra circunstancia, siempre es posible imaginar y luchar por una existencia más gratificante o feliz.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *