La historia de la joven de 20 años Elena Huelva ha causado un impacto social tras su muerte. La escritora e influencer luchó durante cuatro años contra el sarcoma de Ewing, un tumor que afecta principalmente a adolescentes y adultos jóvenes.

Pinturas de celulosa de un osteosarcoma. Fotografía tomada desde el estudio del Instituto de Salud Carlos III (IIER-ISCIII).

El sarcoma de Ewing es un tumor oseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave. Afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes, como en el caso de la influirejem Elena Huelva y hace unos meses en el joven Tiktoker Carlos Sarriá.

Este tipo de tumor tiene predilección por los huesos largos de las extremidades o por los de la pelvis, señala la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

En algunos casos puede derivar en metástasis, que suele presentarse en el pulmón o en los huesos, como los de la columna.

¿Qué son sus causas?

El sarcoma de Ewing es un cáncer caracterizado genéticamente por la fusión de zonas de dos genes: EWSR1-FLI1. Se origina de célús procedencias de una de las capas de desarrollo embrionario denominadas mesodermica, tal y como explica la Asociación Española contra el Cáncer.

Y aunque las causas exactas de este tipo de tumor no se conocen todava, se han encontrado con certs alteraciones genticas que lo relacionan.

Incidencia del sarcoma de Ewing

Pese a que de modo general los sarcomas óseos son poco frecuentes, el sarcoma de Ewing constituye el segundo tumor óseo más común en niños y adolescentes.

Según la Asociación Española contra el Cáncer, se estima una incidencia anual de 2.93 casos por cada millón de habitantes.

Respecto a la prevalencia, es más alta durante la veintena, con hasta 9-10 casos por cada millón de habitantes al año.

La presencia de este cáncer en menores de 50 años y en mayores de treinta años es muy rara.

Sintomatología

Aunque no cuenta con una gran candiddad de síntomas o incluye en algunos casos no se manifiestan, la Sociedad Americana de Oncología Clínica menciona ciertos señales a los que es importante prestar atención:

  • Rigidez, dolor, inchazóno sensibilidad en el hueso or en el tejido que rodea el hueso. Aproximadamente el 85% de los niños y adultos jóvenes con Sarcoma de Ewing tienen dolor intermitente y menos intenso durante la noche.
  • Naciones Unidas bulto cerca de la superficie de la piel que puede sentirse caliente y suave al tacto.
  • Fiebre que no baja.
  • Naciones Unidas hueso roto que se produce sin una lesion. Un tumor que crece en el hueso puede hacer que el hueso se debilite o se fractura.

Ante alguno de estos síntomas es importante consultar con un especialista, ya que en el caso de que finalmente se trate de un tumor, un diagnóstico precoz permitirá un abordaje con un pronóstico más favorable.

sarcoma de Ewing
Fotografía del archivo de la joven Elena Huelva fallecida este martes hace 20 años EFE/Raúl Caro

¿Cómo se diagnostica el sarcoma de Ewing?

De cara a diagnosar este tipo de sarcoma, la SEOM apointa hacia la realización de diferentes pruebas:

  • una radiografía simple de hueso que se completará con una tomografía axial computerizada (TAC) y/o Resonancia Magnética (RMN).
  • una biopsia de tejido tumoral, esencial para un buen resultado terapéutico.
  • Naciones Unidas estudio de extension para descartar metástasis. Se utilizará una TAC de tórax y abdomen para descartar afectación de otros huesos del esqueleto, o en algunos casos una PET-TC (Tomografía por emisión de positrones) de todo el cuerpo.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del sarcoma de Ewing debe ser multidisciplinario, ya que requiere de varios recursos a la vez.

combinará la quimioterapia neoadyuvante (se administra para reducir el tamaño del tumor antes del tratamiento principal), la cirugía y en algunos casos, también la radioterapia.

Pronóstico y supervivencia

El pronóstico de la enfermedad prevista de si hay presencia o no de metástasis, ya que conlleva un peor pronóstico; de la localization y el tamaño del tumor; de la respuesta al tratamiento; y de la edad.

Aún habiendo superado la enfermedad, el seguimiento de estos pacientes debe ser prolongado, ya que la mayoría de las recaídas ocurren durante los primeros cinco años.

Respecto a la taza de supervivenciala Asociación Española contra el Cáncer apointa que ha ido en aumento en los ultimos años, gracias a los tratamientos multimodales (quimioterapia, cirugía y radioterapia). Se ha pasado de una supervivencia a los cinco años del 44% Alabama 68% ya los diez años del 39% Alabama 63%.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *