El proyecto Datos de Vida, liderado y coordinado por la Fundación General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (FGCSIC), ha celebrado hoy en Madrid su primera reunión técnica para hacer un seguimiento de los resultados de una iniciativa que cuenta con 8 millones de inversión privada para promover el envejecimiento activo saludable

Infografía cedida por FGCSIC

Este proyecto desarrollará un trabajo que estudie cómo alargar al máximo posible la vida autónoma de la población mayor a partir de la aplicación de tecnologías avanzadas de sensorización del espacio arquitectónico e inteligencia artificial; para lo cual se ha logrado el apoyo financiero de Goya Global Holding (GGH).

“Lo que hacemos es mejorar la comunicación entre el mundo público y el privado en torno a todo lo que tenemos que ver con la ciencia y la innovación. Informamos que en este campo hemos encontrado el nicho de mayor impacto social posible de lo que podemos hacer y tienen que juntar instituciones públicas y empresas privadas que tengan ese conocimiento”, explicó el director general de FGCSIC, Ramón Torrecillas, la Agencia EFE.

Torrecillas y el consejero delegado de GGH, Sergio Vidal, acordaron en su día el desarrollo de proyectos en cooperación en los que la parte privada invertirá más de ocho millones de euros, a los que se debe sumar «la aportación pública esperada», dada la » impacto predecible importante» sobre la sustentabilidad y calidad del sistema publico de salud.

Ambas entidades trabajan desde hace seis meses en este proyecto tecnológico de colaboración público-privada cuyos avances permitirán, en palabras de los organizadores, una mayor calidad al sistema sanitario público, debido a la prevención de problemas de salud que pueden evitar las visitas a las hospitales

Datos de Vida: aplicaciones concretas

Desde la FGCSIC han detallado cómo tomando «datos de vida» como, por ejemplo, los cambios en la forma de caminar o la fuerza con la que se agarra la cafetera o la ducha, un especialista en geriatría es capaz de aplicar un tratamiento preventivo orientado a potenciar el ejercicio fisico o cambios nutricionales.

Las previsiones iniciales de GGH incluyen la construcción de 2.000 viviendas en régimen de alquiler que incorporarán la tecnología desarrollada; con una inversión para la primera fase de 1 millón de euros para financiar las pruebas de concepto.

En cada vivienda se incorporará un sistema de sensores, no invasivo y transparente para el habitante, que permita detectar signos tempranos de fragilidad a través del proceso de los datos obtenidos y proponer intervenciones personalizadas para retrasar al máximo la entrada en la dependencia.

Los datos, según Torrecillas, se obtienen de forma «transparente y no invasiva» durante la actividad diaria de las personas mayores, cuyo análisis permitirá actuar sobre la población mayor para mantener su salud en niveles óptimos; al mismo tiempo que velan por la privacidad y seguridad de los participantes.

GGH se ha acercado a la FGCSIC con el objetivo de convertir la vivienda en «la casa que ayuda» dentro de su estrategia de expansión de su proyecto de ‘vida mayor’, Forum/The Comm, participando así en «una experiencia de ciencia ciudadana».

Además, Datos de Vida es una iniciativa de digitalización de los servicios sanitarios, que tiene la pretensión de poder extenderse paulatinamente al resto de grupos de población, facilitando la prevención de pluripatologías, la atención a distancia de enfermos crónicos y la prolongación de la vida activa y saludable.

investigadores implicados

Entre los investigadores implicados se encuentran María Dolores Puga González, del Grupo de Investigación sobre Envejecimiento del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del GIE-CSIC; y Luis Magdalena, de la Universidad Politécnica de Madrid, vicepresidente de la Sociedad Española para la Inteligencia Artificial y vicepresidente de Actividades Técnicas en la IEEE Computational Intelligence Society.

Algunos profesionales, relatan desde la FGCSIC, se han interesado por este proyecto, como es el caso del doctor Leocadio Rodríguez Mañas, Director Científico del CIBER Fragilidad y Envejecimiento Saludable–CIBERFES del Instituto de Salud Carlos III; y el doctor Pedro Abizanda Soler, Jefe de Servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

El director general de la FGCSIC, Ramón Torrecillas/Foto cedida

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *