MADRID, 4 de julio. (PRENSA EUROPA) –

Investigadores de alemanes han detectado ADN viral en hábitos pacíficos con virulencia del mono, pero se sabe que el control de superficies con ADN del virus no prueba que la infusión pueda producir productos en contacto con las superficies.

«La transmisión se produce principalmente por el contacto físico estrecho con personas sintomáticas. Aunque se ha descrito anteriormente la transmisión del virus entre personas, los datos sobre la contaminación ambiental de las superficies son casos», explican los autores en un artículo ‘Eurosurveillance’ client .

Los investigadores tomaron muestras de las superficies de las habitaciones inmediatas y adictivas de dos pacientes de viruela del mono hospitalizados en Alemania. Los hábitos troncales de los chupetes separan ahora la passole de la sala por antesalas, donde el personal del hospital es ponía y quitaba su equipo de protección personal (ponerse y quitarse).

Estime la contaminación con hasta 105 copira virales / cm2 en superficies inanimadas mediante PCR y se detecte el virus en superficies con más de 106 copias.

Según los autores, todas las superficies que los dos pacientes habían tocado directamente mostraron contaminación v Facta, y las cargas más altas se detectaron en los dos cuartos de baño (por ejemplo, la palanca, el lavabo y los asientos del inodoro). Tejidos como toallas, camisas o fundas de almohada que los pacientes también utilizaron con frecuencia mostraron contaminación viral.

LA CONTAMINACIÓN VIRAL NO EQUIVALENTE A UN VIRUS INFECCIOSO

Los autores destacan que por el momento «no hay datos definitivos» sobre qué dosis de virus provoca la infección inf viruela del mono en el ser humano. Sin embargo, se supone que se requiere una dosis «significativamente mayor» para desencadenar la infección que, por ejemplo, es el virus de la viruela.

Por ello, detallan que «a pesar de la alta contaminación con hasta 105 cp/cm2, así como de la exitosa recuperación del virus de la viruela del mono a partir de muestras con un total de > 106 copias, los resultados no demostraron que la infección puede ocurrir por el contacto con estas superficies «. Además, la detección de ADN viral por PCR “no provoca un virus infeccioso”.

La prevalencia de la propagación del virus por paquetes simpaticomiméticos sinterizados de individuos se adapta. Basándose en sus resultados, los autores concluyen, no obstante, que «la eliminación periódica de los puntos de contacto frecuente con las manos y la piel durante los procesos de atención, además de la limpieza periódica de las habitaciones y la desinfecciies de las super products que causan la activación de la virulencia del virus humano del virus infectado, que puede infectar al virus infectado por las superficies y, por tanto, el riesgo de transfusión nosocomial”.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.