Saltar al contenido
Home » Niños y consumo de azúcar: más del doble recomendado

Niños y consumo de azúcar: más del doble recomendado

Alimentos como ciertas leches vegetales, postres lácteos o galletas son vistos como buenos y saludables. Sin embargo, ¿es realmente así? Una investigación concluye que el consumo de azúcar en los niños siempre es muy elevado

El consumo de azúcar de los niños españoles es muy superior al recomendado por la OMS. EFE/Fernando Alvarado

científicos de Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INYTA) de la Universidad de Granada y de la Instituto de Investigaciones Biosanitarias de Granada han realizado un estudio cuyo objetivo es evaluar la ingesta de azúcares añadidos en la dieta de los niños en España.

El trabajo de investigación, publicado en la revista Nutrientes, a cargo de Jesús Francisco Rodríguez Huertas, Catedrático de Fisiología de la UGR. En Marta Palma han participado la profesora del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UGR, María Dolores Mesa-García, y la investigadora del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos ‘José Mataix Verdú’ y del Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Granada Morales.

habia un ejemplo de eso 1.775 adultos con niños entre 7 y 12 años de edad.

Los datos recogidos mostraron que los niños españoles comen más del doble de la cantidad de azúcar recomendada por la OMS.

Infografía cedida por la Universidad de Granada

Estos son algunos de los hallazgos más significativos del estudio:

  • La mayoría de los azúcares añadidos provienen de alimentos con baja densidad de nutrientes: El 65% de los azúcares que consumen los niños proceden de alimentos con baja densidad de nutrientes, como salsas, caramelos o bollería industrial. Solo el 35% proviene de productos con cierta calidad nutricional, como postres lácteos, bebidas vegetales o yogures azucarados.
  • Visión de distorsión de alimentos: La mayoría de los padres consideran que los alimentos como las galletas o los dulces caseros son buenos alimentos. Sin embargo, estos añaden más de 15 gramos de azúcar por ración, una cifra muy por encima de la media recomendada.
  • Mejores y peores productos: La leche es uno de los alimentos más consumidos en los hogares españoles y tiene un gran valor nutricional. Encontramos productos de consumo frecuente como el cacao en polvo que tienen una densidad nutricional mucho menor. De todos los alimentos analizados, la leche infantil fortificada es la que presenta mayor densidad de nutrientes. Esta aporta una baja cantidad de azúcares y casi el doble de nutrientes que la leche básica.
  • Similitud con resultados anteriores: La gran similitud de los resultados obtenidos con los anteriores es motivo de preocupación. Los estudios ESPNUPI y ANIBÍ que los números son similares. Estos también muestran un alto consumo de azúcares durante la infancia y advierten contra una alta ingesta de productos como yogures, bollería industrial y refrescos.
bocadillo
El consumo de cacao en polvo es elevado. EFE/Fernando Bizerra Jr.

Índice de calidad de nutrientes

Los investigadores han creado un índice para evaluar la calidad nutricional de los alimentos, que refleja la densidad de nutrientes de cada porción de alimento. (NDIS). También se creó un índice de ingesta diaria de nutrientes. (Días)en función de la cantidad diaria consumida de cada alimento.

Para clasificar los alimentos según su NDIS, los autores consideraron como alimento de referencia la leche, con un NDIS de 3. Los alimentos con un NDIS superior a 2,5 tienen un valor nutricional alto, y si es inferior a 1, el valor es 5. densidad de nutrientes.

(De izquierda a derecha, la investigadora María Dolores Mesa-García; el catedrático de Fisiología y director del estudio Jesús R. Huertas; y la investigadora Marta Palma-Morales/ Imagen cortesía de la Universidad de Granada

Propuestas para reducir el consumo de azúcares añadidos

Una de las conclusiones centrales del estudio es la importancia de evaluar el valor nutricional de los alimentos según más parámetros que su contenido en azúcar. Los demás nutrientes que el producto añade a la dieta también son importantes.

“Es necesario informar a la población sobre la reducción del consumo de todos los productos que contengan azúcares añadidos, especialmente los de baja calidad nutricional. En el contexto de una dieta sana y nutricionalmente adecuada, se podría mantener un consumo ocasional (1-2 raciones/semana) de productos de baja calidad nutricional, mientras el contenido de azúcares añadidos sea bajo o moderado”, señala Jesús Francisco Rodríguez Huertas, estudio gerente.

Entre las soluciones propuestas por los expertos se encuentran campañas de educación nutricional para padres e hijos. Reducir también el consumo de productos con alto contenido de azúcar y tratar de reformular los productos.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *