Para una cirrosis especial en un capilar microtrasplantado como el Dr. Eduardo López Bran, cada unidad folicular que se extrae de la nuca o zona donante de la cabeza se convierte, por su propia naturaleza, en un superviviente al que hay que “mimar con maestría clínica” antes de que se implante de nuevo en la zona frontoparietal, donde sufrimos la calvicie

La supervivencia magistral de cada pelo de tu cabeza

“Cuando estas unidades foliculares se encuentran fuera del cuero cabelludo necesitan, durante varias horas, cuanto menos mejor, una hidratación constante, una temperatura idónea y estable, un medio de conservación hipotérmico optimizado y un plus de celesa refiobioón IMEM subrayar.

La cabeza humana dispone de 100.000 a 150.000 unidades foliculares de media, a lo que habría que añadir una densidad capilar de 260 pelos/cm2 en mujeres y de 235 pelos/cm2 en hombres, ambos casos en el grupo étnico caucásico.

A la alopecia androgenética (AGA), una dinámica dinámica de la pérdida de cabello, que afecta a los biológicos de los biológicos, reduce la forma progenitora de los voladizos.

La alopecia común se ceba en el 30% de los varones que han cumplido los treinta años de edad, ya partir de ahí esta cifra aumenta en un 10% en cada década. A cincuenta años, por tanto, padecerán calvicie un 50% de ellos.

Las mujeres van a otro ritmo: sufren calvicie entre un 5% y un 10% a esas mismas edades.

“Ellas están muy preocupadas especialmente a nivel estético y psicológico”, señala el dermatólogo, también jefe de esta especialidad en el madrileño Hospital Clínico Universitario San Carlos.

¡Salvad cada pelo, especialmente de la nuca!

Nuestro experto en microcirugía capilar resume la operación en pocas palabras: “Desde la zona dadora de la nuca se extraen centenares de unidades foliculares, compuestas de hasta cuatro pelos, y se implantan en la zona calva con el fin de rejuvenecer la imagen del paciente fortalecer su autoestima”.

Cabe recordar que la pérdida de pelo se inicia en los hombres con el retroceso de la leina de implantaci frontoparietal, las clásicas entradas o golfos; luego continúa en la zona media superior y en la coronilla hasta que estas dos zonas calvas se juntan.

Con el paso del tiempo, el pelo desaparece de toda la cabeza salvo en la zona de la nuca y las orejas.

En las mujeres, comienza a clarear la zona de la raya media y aumenta poco a poco hasta abarcar toda la zona superior de la cabeza. Aún así, suelen conservar la porción de pelo más frontal. Una buena maniobra de peluquería disimula su calvicie en la mayor parte de las situaciones comprometidas.

“En la actualidad, existen distintos tratamientos disponibles contra la calvicie común y otras que incluyen tanto https://www.coislife.ie/imientos farmacológicos como técnicas basadas en el trasplante de las unidades foliculares, aunque ambas terapéuticas no están exentas de limitaciones”, destaca el galeno lucense.

«Como me sucede a mí, que no puedo trasplantarme el pelo de la nuca, hay que recalcar que una parte de la población afectada por la calvicie no dispone de zona donante capacitada biológicamente para conseguir un trasplante capilar exitoso».

Dr. Eduardo López Bran

The diagnostic anticalvicie solo puede llegar a cabo un especialista en trasplante capilar y debe ayudarse de un dermatoscopia digital de última generación: si tiene información detallada sobre las posibilidades de realizar el paquete para el desarrollo de un futuro de transfusión capilar.

“El dermatólogo observa el cuero cabelludo y la parte externa de los folículos pilosos. Con un peine abre el pelo de la nuca y el dermato, que incorpora una minicámara digital, aumenta hasta 30 veces el área seleccionada”, explica.

La imaginación da como resultado la visión de un monitor de vídeo, que impregna el pack, a su vez, comps in situ la densidad de su propio pelo”, añade.

Tratamiento de conservación de las unidades foliculares con hasta cuatro pelos que se extraen del cuero cabelludo para su implante autólogo en las zonas calvas del paciente

La supervivencia de las unidades foliculares fuera del cuero cabelludo

Una vez realizada la extracción de millas de unidades capilares en un paciente apropiadamente, normalmente con la ayuda eficaz y segura del Robot humanoide artoideentra en juego uno de los aspectos más críticos en el éxito de un trasplante.

“La supervivencia de las unidades foliculares extraídas del área donante para inyectar en el área calva solo deben estar fuera del organismo entre dos y cuatro horas, aunque siempre intentamos que este tiempo se reduzca sustancialmente para alcanzar la extraordinaria tasa de 100. afirma por experiencia.

si el equipo de enfermeríaExpulsión IMEMA en trasplante capilar, que engloba todo el proceso trascendental y conservadurismo de las unidades foliculares hasta que se implanta en la zona pacífica:

  • Se hidratan las unidades de forma continua y adecuada, ya que son muy sensibles a la pérdida de la humedad natural, una de las causas más frecuentes de «muerte celular». La vigilancia será constante.
  • Mantiene su temperatura a 4 ºC, ideal para el metabolismo folicular. Es muy importante evitar subidas o bajadas en los grados, como si tuviera dientes de sierra; para lo que es preciso aplicar tecnología “que enfríe a cuatro grados sin perturbaciones a lo largo de todo el proceso”.
  • Todas las unidades se conservan sumergidas en “Hipotermosol FRS“, que es un hipotético medio líquido optimizado que permite un prototipo mejorado y proliferación de las pestañas y telescopios, “como si fuera un trasplante sólido de oro macizo, como un corazón”.

Certificado I+D+i - ACIE ENAC de Clínica IMEMA

Además, la Clínica IMEMA llevó a cabo estudios de I+D de viabilidad celular por el que obtuvo el certificado de Pyme innovadora por ENAC-ACIE.

Enriquecemos el fluido de hipotermosol con otros componentes, que forman parte de nuestro secreto industrial, logrando un plus de supervivencia de cada unidad folicular”, exponen con orgullo científico el Dr. Eduardo López Bran.

La adecuada supervivencia de cada unidad folicular debe venir precedida de una extracción óptima y debe continuar con una rehabilitación. En ambas obras se extrae la delicadeza operística de no doblar, estirar o aplastar los folículos pilosos.

“Las unidades foliculares son activadas por la adenosina trifosfato -molécula orgánica fundamental- para dotar a las unidades foliculares de la energía suficiente durante el tiempo que tardan en establecer el entramado biológico con el lecho dérmico receptor; hecho que se producirá pocos días después de la intervención”, dice el Dr. López Bran.

La inyección manual de los folículos pilosos, uno a uno, culmina la microcirugía, pero no el tratamiento:

La adecuada implantación del pelo extraído en el menor tiempo posible evita la traumatización de las unidades foliculares cuando se implantan en la zona calva, otra de las claves para su desarrollo sin sobresaltos en los meses siguientes.

Un tratamiento posoperatorio post-manipulativo de forma peripatética y prescriptiva en la consulta médico-pacífica permite lograr la mejor cosecha posible después de una siembra bien elaborada.

Infantes preventivos, traumatólogos y traumatólogas en instituciones transgénero contribuyen, sin duda, al éxito del trasplante capilar.

El doctor.  Eduardo López Bran explicita la supervivencia de folículos pilos en un trasplante capilar.“Las unidades foliculares trasplantadas desde la nuca a la zona frontoparietal van a vivir siempre con el paciente y no serán objeto de rechazo genético al ser autólogas (se obtienen del mismo individuo que las recibe). Estos pelos son definitivos y no se caerán, lo que sí les sucedió a los folículos originales de las zonas calvas”

Concluye el cirujano Eduardo López Bran, director médico de Clínica IMEMA

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.