Así lo han defendido hoy muchos de los ponentes de la jornada «Construyendo una nueva Sanidad» que ha convocado a profesionales y directivos sanitarios, representantes del sector farmacéutico, biotecnológico y de tecnologías sanitarias, en un encuentro organizado por la Fundación IDISen colaboración con Farmindustria y fenín (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria) y que ha tenido lugar en la Universidad Camilo José Cela.

En este foro se ha puesto de manifiesto que asistimos a una revolución digital y de innovación tecnológica sin precedentes.

Una nueva era de la salud marcada por la tecnología, el conocimiento y el trabajo en red que supondrá un cambio más evidente en el abordaje de todos los parámetros relacionados con la salud, el bienestar y la calidad de vida.

De este modo, Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad) ha señalado que la innovación tecnológica ha cobrado más importancia que nunca en la salud y, sobre todo, en la asistencia médica dado que influye directamente en la consecución de mejores resultados en salud y salud vez que contribue a modulo la crênquent demanda asistencial y la consecutiva finacier pressure del sistema.

«Y es importante resaltar todos los beneficios que conlleva su implantación, tanto para el paciente como para el profesional, como para el propio sistema sanitario».

También se ha señalado que el sector sanitario privado está afrontando la transformación digital de forma «más robusta» que la pública, porque está «accuciada para poder llegar al nivel de déficit marcado», lo que provoca cada vez un desfase entre ambos sectores de la salud y para salvaguardar a los pacientes ha defendido que hay que llegar a un gran pacto.

Según su sentencia, «cada vez, las diferencias en el acceso a la salud entre quienes pueden pagar de forma privada, lo que conduce a una «erosión de la equidad» y las lecciones aprendidas de la pandemia se centran en la colaboración y la cooperación».

Nueva sanidad, la innovación tecnológica y la cooperación como palanca

Por su parte, Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDISha explicado que uno de los grandes cambios en el entorno sanitario tiene que ver con la implantación de la continuidad asistencial, para lo que es necesario que los antiguos sistemas sean interoperables, es decir que se pueda formar un espacio común y único. donde todos pueden conocer los datos medicos del ciudadano.

Tal como se ha puesto de manifiesto en la jornada, un día de hoy esa interoperabilidad no existe porque el paciente no es el eje vertebrador sobre el que se asienta el sistema, existen barreras territoriales y no hay una conexión entre niveles asistenciales.

Sin embargo, sí que se ha mostrado una inclinación de los ciudadanos al hecho de poder recibir tratamiento o hacerse prueba en la sanidad pública o privada indistintamente, y que todos los datos pueden ser conocidos y evaluados por el profesional sanitario que le atiende en cada momento , tal y como afirma el 85,6% de los participantes en la Encuesta de la Sanidad Privada en España, realizada por SIGMA DOS para IDIS el pasado mes de junio.

En este sentido, se considera fundamental el impulso de la cooperación entre la sanidad privada y la sanidad pública para promover un modelo sanitario y sociosanitario más sostenible, sinérgico y eficiente (un 70,2% de la población lo considera muy necesario, bastante necesario o necesario, en la citada encuesta).

«Si deseamos una continuidad de asistencia hay que ponerse en marcha con herramientas que nos permitan llegar a ella. Aquí es donde nuestra Fundación ha trabajado durante el último año para formar el Proyecto de Interoperabilidad de la Historia Clínica Digital, que tiene como objetivo que los diferentes centros sanitarios puedan compartir sus informes y la historia clínica del paciente, independientemente de dónde se realicen el acto médico o prestato el servicio sanitario que sea”.

Los beneficios de esta herramienta, ha agregado Marta Villanueva, son claros, ya que evita duplicidades y redundancias en pruebas de diagnóstico, agilizando, por lo tanto, el proceso asistencial, entre otros aspectos.

Villanueva ha explicado que el denominado Proyecto Hermes acaba de empezar como un proyecto federal de historia clínica financiado por 15 entidades para compartir datos clínicos y donde el paciente solicita lo que es suyo.

Se trata de un proyecto de interoperabilidad, que persigue la no repetición de pruebas, la reducción de la burocracia, y facilita la comunicación entre los centros de salud y “que está abierto a la interconexión con la salud pública”, con el fin de dar continuidad asistencial en el que una atención eficaz al paciente «sea los prioritarios».

EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

Revolución en la investigación biomédica

También el director general de Farmaindustria, Juan Yermo.

Yermo ha subrayado el papel que puede jugar nuestro país en este campo:

«España tiene por delante la oportunidad de crecer en su protagonismo en este terreno. Hoy, para muchas grandes compañías farmacéuticas, somos ya el segundo país, tras Estados Unidosen número de ensayos clínicos”.

En su opinión, este éxito en la investigación clínica de medicamentos, «no es fruto de la casualidad, sino de largos años de trabajo colaborativo entre la Administración sanitaria, los hospitales, tanto públicos como privados, los pacientes y las compañías farmacéuticas. Es una prueba concreta y exitosa del valor de la colaboración público-privada en el campo de la salud”.

Para seguir avanzando en este camino y dar ese gran salto hacia la innovación en medicamentos
de terapias génicas y celulares y medicina de precisión lo que se necesita, ha insistido, es crear
las condiciones para asegurar una adecuada transferencia de tecnologia y de conocimiento entre
investigación pública y privada.

«Necesitamos compartir más y colaborar mejor entre el público y el privado, pero también dedicarle más recursos a la sanidad, y asegura una máxima eficacia en el uso de esos recursos. En la industria estamos convencidos de que todo esto representa una gran oportunidad para España, que se traducirá en beneficios para la salud de las personas y también en crecimiento económico y mayor cohesión social para nuestro país”.

Nueva sanidad: el papel de la tecnologia

En cuanto al papel de la tecnología en la transformación de la salud y del sistema sanitario, María Vila, presidenta de Fenínha asegurado que la innovación es un elemento esencial dentro de la actividad que desarrolla el sector de Tecnología Sanitaria.

Por este motivo, ha explicado, desde la Federación hemos puesto en marcha una novedosa estrategia de polos de innovación industrial, en colaboración con distintos gobiernos autonómicos.

El objetivo de esta iniciativa “es la construcción de ecosistemas competitivos basados ​​fundamentalmente en la creación de un tejido productivo de alto valor a lo largo de nuestra geografía y su interconexión con institutos de investigación y centros tecnológicos”.

Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela ha puesto en valor la apuesta de IDIS por su análisis «sereno» de los retos y oportunidades que brinda el sector de la sanidad y ha destacado que el El nexo común de este foro es la promoción para la mejora del sistema sanitario a través de la interoperabilidad, la investigación científica y la promoción industrial textil.

En su opinión, «no hay desarrollo ni aplicación de conocimiento eficiente, si no viene acompañado de una investigación de calidad”, porque esta es la mayor garantía para la innovación.

El secretario general de la Fundación IDIS, Ángel de Benitoha clausurado la jornada agregando que, «los resultados sanitarios y de salud en buena medida dependen del grado de innovación que seamos capaces de incorporar al sistema sanitario».

En este día, refirió, hemos escuchado los enormes avances que se han producido en materia de tecnología e investigación biomédica y biofarmacéutica, y «el sector de la salud de nuestro país es, sin duda, uno de los más reconocidos por su valor científico y capacidad innovadora».

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *