Reuters informó en exclusiva que los suministros de una vacuna para prevenir la infección mortal por rotavirus en los niños se han agotado en Kenia, Tanzania, Senegal y Camerún o están a punto de agotarse, luego de interrupciones en el fabricante de medicamentos GSK. La Organización Mundial de la Salud estima que hasta 200.000 niños mueren cada año a causa de esta infección altamente contagiosa, que es la causa principal a nivel mundial de gastroenteritis severa deshidratante en niños menores de cinco años.

Etiquetas de artículos

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.