Nadie sabe a ciencia cierta cómo se va a comportar la queja este invierno pero puede ser especial. Llevamos dos años sin temporadas de gripe como las de antes debido a las medidas de higiene y control que se se tomaron durante la pandemia de la covid y que hicieron de la gripe prácticamente una anécdota.

Vacuna contra la gripe. EFE/Matthias Hiekel

Lo cierto es que el ultimo informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica nos indica que persiste el aumento en la incidencia de queja en Atención Primaria y aumenta ligeramente la incidencia de covid-19.

La misma fuente alude a una tasa de hospitalización por covid-19 de 1,7 casos por cada 100.000 habitantes, disminuyendo respecto a la semana anterior, así como un mínimo aumento de la tasa de hospitalización por gripe.

Las tasas mayores de queja en hospitales a lo largo de la temporada se han observado en el grupo de 80 o más años.

A la luz de estos y otros datos y de lo ocurrido este invierno en el hemisferio sur (verano en España), Ignacio López-Goñi, catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra señala a EFEsalud: “Probablemente nos vamos a fentar a un invierno incierto”.

“Y no hay que perder de vista -añade- que el virus de la covid-19 sigue evolucionando y en algunos países está aumentando su incidencia. A esto hay que sumar otros virus respiratorios disminuidos en años anteriores por la medidas contra la pandemia”, como la higiene de manos, uso de maskarillas, diminución de desplaçãos y menor vida social.

Recuerda el especialista que en España, antes de la pandemia, normalmente entre un 30-40 % de los casos de infecciones respiratorias se deben al virus respiratorio sincitial, y su pico de incidencia suele estar en el mes de diciembre.

Además, las epidemias estacionales de gripe suelen afectar cada año al 10-20% de la población, con un pico entre enero y febrero.

Junto a lo que nos vaya contando la Red de Vigilancia, lo ocurrido este invierno en el hemisferio austral también nos puede servir de pista.

Así, referé López-Goñi, en países como Australia, Argentina o Chile la epidemia de gripe se ha adelantado varias semanas, pero no parece que haya sido una temporada especialmente más grave.

En Australia se afecta si los menores tienen 5 años y los subtipos circulantes son A(H3) y A(H1).

Tras dos años sin una temporada de queja «normal», lo lógico sería que este invierno hubiera más casos de queja que en la temporada anteriorporque hemos suprimido todas las medidas contra la covid-19.

queja y covid

Los estudios de la gripe y la covid-19

Asimismo, señala la microbióloga, hay más personas susceptibles al virus, porque no han recibido la vacuna de campañas anteriores, y los anticuerpos antigripe también van disminuyendo con el tiempo, lo mismo que ocurre con la covid-19.

«También existen dudas de cuanto protegerá la vacuna de la gripe de este año frente a las cepas que circulan, y preocupa cómo será la próxima epidemia de virus respiratorio sincitial, primera causa de bronquiolitis en niños pequeños”.

Recomienda el especialista que si aparecen sintimas gripales lo mejor es el aislamiento, y no ir al colegio o al trabajo.

También se considera muy recomendable el uso de la maskarilla, para evitar, sobre todo, transmitir el virus a los más vulnerables.

El uso de mascarillas

En relación al uso obligatorio de mascarillas, López-Goñi explica que a él, personalmente, no le gustan las medidas obligatorias, y considera que ha perdido el tiempo por no realizar una campaña de información para saber cómo se transmiten estos virus. y la conveniencia de la higiene y las mascarillas.

«Pero en estos momentos es difícil de explicar porqué es obligatorio el uso de la maskarilla en el autobús y el metro y no en el teatro… y es dífícil porque es incongruente».

Tampoco, señala, se ha hecho la tarea con la calidad del aire en los edificios.

Finalmente, el catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra advierte que los virus están evolucionando… que su primos, SARS 1 y MERS, por lo que hay que seguir alertas y vigilantes”.

Síntomas de la queja

Los síntomas más frecuentes de gripe son fiebre, tos seca, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, dolor de garganta y secreción nasal.

Cada año, millones de personas contraen la gripe. La mayoría de las personas se recuperan en una semana, pero para algunas personas la molestia puede ser fatal.

Las epidemias de gripe estacional ocurren a finales de otoño e invierno.

En las regiones tropicales, la queja puede ocurrir durante todo el año, causando brotes irregulares, pero la prevención sigue siendo importante.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *