MADRID, 1 de diciembre. (PRENSA EUROPA) –

Si pensamos en las enfermedades reumáticas, lo primero que nos viene a la mente es que son más frecuentes en adultos y ancianos que en jóvenes, pero no siempre es así.

Hoy hablamos de la espondiloartritis, una enfermedad reumática que es más común en los jóvenes y se caracteriza por su asociación con la columna. Para ello entrevistamos al médico de Infosalus Xavier Juanola, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y director del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge, Barcelona.

«La espondiloartritis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta principalmente a la columna (‘spondylo’ significa ‘columna’). El dolor en la columna se caracteriza incluso cuando los pacientes están en reposo, y generalmente se despierta por la noche y no los deja dormir. La rigidez matutina es también muy típico ”, describe el experto.

En el caso específico de la espondiloartritis anquilosante, un «sustrato» de esta enfermedad, la tendencia es hacia la anquilosis, esto significa que las vértebras pueden fusionarse y como resultado se pierde la movilidad; El Dr. Juanola, sin embargo, informa que hay formas de esta enfermedad que no se desarrollan.

“La espondiloartritis es un tipo de artritis que ataca la columna y, en algunas personas, las articulaciones de brazos y piernas. También puede afectar la piel, los intestinos y los ojos. El síntoma principal es el dolor lumbar. En la mayoría de los pacientes”, dice el American College of Rheumatology en este sentido.

MILLONES DE ESPAÑOLES AFECTADOS

En concreto, un portavoz de la SER señala que alrededor de medio millón de españoles pueden sufrir alguna forma de espondiloartritis, alrededor del uno por ciento de la población española.

«Comienza principalmente en pacientes jóvenes, y los casos suelen comenzar entre los 20 y los 30 años, aunque también se diagnostican entre los 30 y los 40 años.. Es una enfermedad reumática de los jóvenes. La anquilosis es más común en los hombres; aunque las formas globales de esta enfermedad tienen la misma incidencia de sexo ”, matiza el experto.

Hasta el día de hoy, los Dres. Juanola subraya que se desconoce la causa concreta de la enfermedad, pero admite que sí se sabe por qué ocurre, y por ejemplo, un marcador genético es característico de estas personas: “Se ha demostrado que esto está ligado a una patología ligada a la genética. marcador HLA-B27, que configura y hace que los pacientes con este determinante desarrollen esta enfermedad con mayor frecuencia. Casi todas las personas con espondiloartritis tienen este gen. «

Ahora también se ha visto, según el reumatólogo del Hospital de Bellvitge, que la microbiota intestinal parece ser capaz de influir en el desarrollo de este tipo de enfermedades y, en particular, en aquellos pacientes con esta predisposición genética.

CÓMO SE DIAGNOSTICA

El miembro de la Sociedad Española de Reumatología sostiene que la evidencia del paciente es fundamental para el diagnóstico, ya que suele reconocer un tipo de dolor muy característico de esta patología: «No es un dolor de espalda normal, el que tienes cuando estás en sus pies durante mucho tiempo, pero uno característico y muy especial, que suele ocurrir en la columna por la noche y que tienen que levantarse y caminar porque cuando se mueven mejora el dolor ”.

También dice que afecta el hecho de que estos pacientes hayan tenido dolor en los talones o en las rodillas y acompañen el dolor de espalda.. Ahora, por escepticismo, el experto señala que se realizan pruebas como radiografías, resonancias magnéticas (que brindan mucha información en las primeras etapas), así como análisis de sangre para determinar el marcador genético HLA-B27.

Dice el Dr. Juanola aquí que este gen no significa que una persona vaya a desarrollar espondiloartritis constantemente, ya que muchas personas no padecen artritis y no la desarrollarán para siempre.

TIPOS DE ESPONDILOARTRITIS

El principal síntoma en la mayoría de los pacientes lumbalgia, que se presenta con mayor frecuencia en la espondiloartritis axial, según aclara el American College of Rheumatology, señalando que el síntoma principal es el dolor y la hinchazón de brazos y piernas, un tipo conocido como ‘espondiloartritis periférica’; aunque existen diferentes tipos de la enfermedad.

Para la espondiloartritis axial, los Dres. Xavier Juanola distingue dos formas: la forma ‘no radiográfica’ y la forma ‘radiográfica’, siendo esta última diagnosticada en toda la vida como ‘espondiloartritis anquilosante’, y la primera, como su nombre indica. formas que se ven en la radiografía.

El artículo principal del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge explica que muchas personas con espondiloartritis axial tienen fusión espinal (espondilitis de tobillo), que se ven algunos cambios en las radiografías y, como hemos mencionado, tienden a ser más comunes. en los hombres jóvenes.

Pero, destaca la posibilidad de detectar casos de espondiloartritis en etapas tempranas (espondiloartritis no radiográfica), por resonancia magnética es decir, los que presentan radiografías normales, pero se detectan en la RM.

«Si esperamos un poco, muchos de esos pacientes con formas iniciales se deteriorarán hacia las formas que se ven en la radiografía, aunque algunos pacientes todavía permanecen en la forma ‘no radiográfica’. Es por eso que las resonancias magnéticas son muy importantes de antemano para estos diagnósticos, porque si se trata de forma adecuada y precoz, los casos precoces evitarán que pasen a una espondiloartritis anquilosante y no pierdan la movilidad ”, explica el reumatólogo del Hospital Universitario de Bellvitge.

BUSCANDO ARTRITIS ESPONDILA

Suelen ser pacientes que tienen dificultades para dormir, por lo que no pueden llevar una vida normal durante el día. Son personas que suelen tener baja laboral, según describe el especialista, a la vez que tienen dificultades en sus relaciones sociales e interpersonales. «Son funcionalmente limitados y tienen un porcentaje de hasta el 30-50% que tienen rasgos de ansiedad y depresión», dice.

Como se destaca, en algunos casos son pacientes con otras enfermedades relacionadasLos más comunes son la uveítis (inflamación de una parte del ojo), pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn), seguida de psoriasis. “Con estas enfermedades con mayor frecuencia pueden desarrollar tipos de espondiloartritis”, reseña.

En última instancia, los Dres. Xavier Juanola, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), señaló que en estos casos se utilizan principalmente dos líneas de tratamiento: los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), ya que alivian el dolor; y rehabilitación, el ejercicio es «muy importante para estos pacientes». Recuerdan del Colegio Americano de Reumatología «que fumar promueve la espondiloartritis y puede acelerar la tasa de fusión espinal».

“En un momento en el que los AINE y la rehabilitación son inadecuados, se está iniciando la terapia biológica en estos pacientes, que comenzó hace unos 18 años, y cuyo pronóstico ha cambiado drásticamente”, dice un portavoz de la Sociedad Española de Reumatología.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.