«El objetivo principal de los diferentes tratamientos del prolapso de órganos pélvicos (POP) está centrado en recomponer la anatomía de la mujer para reconducir la situación y, a su vez, devolver la normalidad a sus funciones corporales alteradas, como la micción o la sexualidad », informa la uróloga y cirujana, Carmen González Enguita.

El tratamiento multidisciplinar de la música POP

«Pero no siempre debemos acudir a los tratamientos una vez establecido el diagnóstico -señala la jefa del Servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid-. Si las mujeres no presentan síntomas, o son leves, habrá que poner el acento en evitar los factores de riesgo».

«Aún así, l@s especialistas realizaremos consultas periódicas de seguimiento para controlar al detalle la progresión POP de la mujer», añade.

Un prolapso de órganos es cualquier descenso hacia el suelo pélvico o perineo de una parte de la vejiga, el útero, el recto, incluso las asas intestinales, a través de la vagina. Es una condición frecuentada que puede servir para que sea el 40% de las madres multifacéticas, es decir, que ha tenido varios partos.

«Para los médicos que atienden POP es todo desafío»

En estos casos y sorprendentes, lo más importante es que el equipo multidisciplinario demuestre con virtuosidad sus conocimientos sobre anatomía y fisiología del suelo pélvico.

«Debemos estar seguros de qué es lo que está pasando en la zona pélvica para que se produzca este descenso de órganos por vía vaginal y entender al mismo tiempo la fisiopatología del prolapso. Ambos aspectos están fundamentalmente en el momento en el que planificamos la trayectoria».

«Es más, yo diría que todas las mujeres que consultan por este problema POP, una vez diagnosticado, necesitan una orientación preventiva para proporcionar el bien bien y pueden cuidarse adecuadamenteevitando factores que faciliten el avance de la patología ».

Docora Carmen González Enguita explica el prolapso de órganos pélvicos-POPNO podemos evitar la edad, ni los embarazos pretéritos, ni los partos complejos, ni quizás esa debilidad musculoesquelética propia de cada persona, ni las etapas que la mujer atraviesa a lo largo de su vida… pero SÍ podemos evmen quatas aquitar aquellas de forma inadecuada, la presión abdominal.

La obesidad, el estreñimiento, la patología pulmonar que conduce a la tos crónica, por lo que hay que dejar de fumar, esfuerzos importantes realizados de forma incorrecta, como cargar o empujar pesos y deportes de impacto.

Sin embargo, si suele ser recomendable mantener un ejercicio físico saludable, así como rehabilitar y fortalecer el suelo pélvico.

Dra. carmen gonzalez enguita

Rehabilitación y fisioterapia con Kegel y pesarios

«Conforman una especialidad dentro de la Medicina Física, que se encarga de ayudar a conocer dónde están los músculos del periné, los que participan en estos problemas pélvicos, para aprender a ejercitarlos, entrenarlos y fortalecerlos para preanceir el prolapso el prolapso el prolapso hacerlo retroceder », exponente.

con los ejercicios de kegel se consigue apretar con firmeza la musculatura que rodea a la vagina, la uretra y el recto.

«Debemos contraer los músculos durante uno o dos segundos, aproximadamente, y luego relajarlos durante diez segundos. Poco a poco, las contracciones se alargan hasta alcanzar periodos de diez segundos, igualando así el tiempo de relajación», explica.

Este ejercicio, que la mujer puede realizar sentada, de pie o tumbada, se repetirá unas diez veces seguidas, recomendándose realizar cada serie varias veces al día.

«Las mujeres pueden utilizar, además, conos vaginales: insertados en la vagina, ayudan a contraer los músculos correctos para impedir que el cono caiga al suelo por su propio peso», describe.

En Rehabilitación trabajan, además, con dispositivos de biorrealimentación, sensores que muestran las contracciones musculares del suelo pélvico en una pantalla, y estimulación eléctrica, con sonda para transmitir corriente y contraer el músculo diana.

Los pesarios son disposedivos de forma circular, aunque existen diferentes formas y modelos, que se introducen en la vagina para soportar los órganos pélvicos.

«Reduce el prolapso y reduce los síntomas, pero no tiene cura. Result especialmente mejoradas para las mujeres que esperan una intervención quirúrgica y para las que no quieren o no pueden someterse a cirugía», indica la uróloga.

Prolapso órganos pélvicos-POP-

Reconstrucción anatómica del ante y la utilización maligna de mallas

Cuando la rehabilitación del suelo pélvico no consigue sus objetivos, para tratar definitivamente el prolapso de órganos pélvicos (POP) es necesario recurrir a la intervención quirúrgica.

«La cirugía se emplea en aquellos casos POP que provoquen una dificultad en la calidad de vida de la paciente, ya sea por molestias, dolor, pérdida de orina, dificultad miccional, estreñimiento o problemas en la relación sexual», relaciona.

Existen varios tipos de ocurrencia, la mayoria basada en la reconstrucción de la anatomía del suelo pélvico. Siempre se intentarán utilizar los propios tejidos de la paciente.

«Cuando estos tejidos están muy débiles y en mal estado, o cuando creemos que la reparación no puede realizarse con esos tejidos, haremos uso de tejidos diseñados y fabricados para tal fin, como son las conocidas mallas«, Expone.

Dra. carmen gonzalez enguita

Se han fabricado láseres para las venas vaginales y abdominales. La decisión de uno u otro abordaje resultó del tipo de prolapso, de las características anatómicas del paciente, de su edad, de su vida sexual y de las habilidades del cirujano o cirujana.

Prolapso de órganos pélvicos-POP«Hay muchos trucos y consejos de realizaciones diferenciales. En este apartado, se debe consultar con el especialista, con quien seguro se alcanzará el mejor acuerdo, dependiendo tanto del problema POP como de las preferencias y valores de la paciente», concluye la Dra. Carmen González Enguita.

El dispositivo de acondicionamiento de la recitación depende de la punta de la cirugía. The alcalde of lasjeje podra reanudar gradualmente su actividad fisica en unas pocas semanas, normalidad condicionada por la tecnica quirurgica empleada.

Durante los seis meses posteriores a la intervención para corregir un prolapso de órganos pélvicos (POP) se deben evitar los esfuerzos o levantamientos de pesos pesados, ya que pueden afectar a la cicatrización.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.