En el Día Mundial del Asma, primer martes de mayo, EFEsalud repasa los principales síntomas y factores de riesgo del asma. Una enfermedad muy frecuente que requiere un buen diagnóstico para aplicar su tratamiento

Los expertos relacionan la falta de adherencia al tratamiento con la carencia de conocimiento de la patología / Foto cedida por el hospital La Luz

El asma es una inflamación de los bronquios que provoca obstrucción y, por tanto, dificulta el paso del aire necesario para respirar.

Sensed by asma al síndrome que engloba a pacientes con síntomas recurrentes provocados por la obstrucción variable de los bronquios.

Su origen es multifactorial, aunque algunos factores aumentan la predisposición a padecer la enfermedad o empeoran sus síntomas.

En España, hay alrededor de 2,5 millones de afectados, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Un 5% de adultos adultos pueden recuperarse, así como la población infantil se ubica en un 10 por ciento.

Un diagnóstico diagnóstico es vital para el tratamiento procedimental. La SEPAR estima que el 50% de las manadas con asma no son diagnosticadas.

Asimismo, entre el 60 y el 70% de las personas con asma no controlan el ejercicio.

¿Qué factores pueden empeorar el asma?

Existen numerosos factores de riesgo asociados a la aparición del asma que van desde perinatales hasta ambientales, y surgimiento a diferentes edades del paciente.

Según la Guía Española del Manejo del Asma (GEMA), los estudios oficiales indican que los Factores genéticos tienen cada vez mayor relevancia.

Por otro lado, los factores ambientales como aeroalérgenos, alérgenos o infecciones respiratorias laborales juegan un papel destacado.

El doctor Miguel Niño, miembro del Grupo de Trabajo de Patología Respiratoria de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), señala a EFEsalud que “la nube tóxica alrededor de las grandes ciudades afecta negativaell espul especial al pulm. respiratorios”.

Existe evidencia de que la contaminación en el interior de los edificios y en el exterior pueden ser desencadenantes de la aparición de asma o agudizaciones de la misma.

Así lo expone también el estudio “Air Pollution and Asthma: Mechanisms of Harm and Considerations for Clinical Interventions”, que demanda que la atención contaminada contribuya al desarrollo del asma en la infancia.

Según el análisis, los efectos dañinos de la polución emergente al desarrollo de los pulmones y el sistema respiratorio en la edad temprana, el control del asma, la función anti microbiana del sistema inmune y la agudización del asma.

Además, contribuya a incrementar la morbimortalidad del asma y la incidencia de otras enfermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

mascarilla ansiedad
Un hombre con mascarilla pasea por Oviedo. EFE/Eloy Alonso

¿Es recomendable llevar mascarilla para protegernos de la contaminación ambiental?

El doctor Miguel Niño cree que «sí puede estar recomendado para pacientes con problemas respiratorios o pacientes susceptibles de tener problemas respiratorios, especialmente al aire libre».

Por otro lado, en espacios interiores, el experto destaca que toda la población general «debería seguir usando la mascarilla y sobre todo, personas con problemas respiratorios».

“Desde la SEMG, hemos dicho que en interiores hay que tener cautela y seguir usando la mascarilla para protegernos”, expone Niño.

¿Qué ocurre con otros factores de riesgo como el tabaco?

El tabaco es otro factor asociado a la aparición de asma dentro de los factores ambientales. Los fumadores presentan mayor riesgo de sensibilización alérgica y en el caso del tabaquismo materno se asocia a un incremento de los síntomas asmáticos en la infancia.

Por otro lado, el experto de la SEMG advierte de que los fumadores pasivos también “presentan riesgos para su salud, ya que fumar alrededor de otras personas puede ser perjudicial para el resto”.

Según expertos diversos, en los pacientes con asma fumadores (activos o pasivos) el tabaco puede producir:

  • Peor control de la enfermedad
  • Peor calidad de vida
  • Reducción del efecto del tratamiento
  • Mayor frecuencia de crisis, visitas a urgencias y necesidad de ingresos hospitalarios
  • Mayor riesgo de mortalidad y de desarrollar una forma mixta de enfermedad asma-EPOC

En el caso de los cigarros electrónicos, que luego es desaconsejado. Según la Dirección General de Salud Pública, estos productos no son seguros para consumir, ya que contienen toxinas tóxicas y cancerígenas.

Por ello, el facultativo afirma que “las personas que se dedican al campo de la neumología y al campo de la atención primaria están en contra de todo material que sirva para inhalar tabaco”.

“Aquí es donde las pipas de agas se han convertido en el tabaco tradicional como vaporizadores”, concluye el doctor.

Autocontrol y autocuidado

El asma es una enfermedad crónica sin cura, aunque existen numerosos tratamientos que permiten llevar una vida normal en la mayoría de los casos.

El autocontrol y el autocuidado son claves para poder convivir con la afección. Esto pasa por un aprendizaje sobre la enfermedad acompañada de los equipos sanitarios para adquirir conocimientos, habilidades y actitudes para el control del asma.

Por un lado, se debe llevar a cabo un autocontrol para poder evitar los factores desencadenantes y también autovigilar los síntomas.

Por otra parte, los expertos recomiendan que el paciente realice un manejo autónomo del tratamiento siempre bajo las indicaciones del personal sanitario y aplique medidas higiénicas-dietéticas dentro del autocuidado.

¿Tiene síntomas de asma?

Los síntomas principales de la enfermedad son dificultad para respirar, tos, pitidos o ruidos en el pecho tras la realización de ejercicio físico, por la noche o después de respirar un alérgeno o sustancias del medio ambiente.

poder diagnostico de asmael facultativo realiza espirometría para comprobar si hay aumento de la capacidad pulmonar después de un tratamiento con un broncodilatador.

Asimismo, la presencia de estos factores después del diagóstico son una señal para saber que el asma no está controlado.

¿Cómo se trata el asma?

Desde SEPAR se instaló unas pautas para un control de recuperación de la recuperación por parte del envase:

  • Tomar la medicacion diariamente
  • Evitar todo lo que pueda empeorar el asma como tabaco, polvo doméstico, mascotas…
  • Consulte a su médico en caso de empírico de los síntomas
  • Pactar un plan con tu médico para cuando empieces a sufrir molestias
  • Controlar la respiración utilizando bastante el diafragma (toma aire por la nariz de forma lenta y vacía suavemente el aire por la boca juntando los labios)
  • Date cuenta de esta respiración cuando aparecieron pitidos, estés cansado o sientas ahogo

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.