“Una pastilla diaria de minoxidil en concentraciones que várian de 0,25 a 2 mg en mujeres y de 2,5 a 5 mg en hombres puede ser una terapia eficaz contra la alopecia androgenética”, indica el Dr. Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid

El minoxidil oral, una opción vital del pelo

El minoxidil es un fármaco vasodilatador, antihipertensivo, que se utiliza para estimular el crecimiento del cabello en personas que padecen alopecia androgenética moderada. El minoxidil no evitará el progreso de la víctima, pero mantinete el cabello mientres no se suspende la action del tratamiento.

“El minoxidil oral también resulta muy útil en combinación con otros fármacos y tratamientos tanto para frenar el proceso de caída del cabello como para revertir dicha situación; además, es óptimo para mejorar el resultado de un trasplante capilar”, asegura la especialista en tricología.

La causa mas frecuente de perdida de pelo en el cuero cabelludo, donde tenemos entre 100.000 y 150.000 bulbos, es la alopecia androgenética o calvicie común.

«Se ocasiana por la predisposición genética o por la hormona andrógena, es decir, la acción de la hormona sexual masculina (testosterona, androsterona y androstenediona)», destaca.

Pero estos factores no bastan para ocasionalar una pérdida remarcada de pelo. Hay otros desencadenantes que empeoran la situación.

«El estrés, la ansiedad, la depresión, las endocrinas, alteraciones metabólicas o digestivas, pueden poner en marcha la alopecia androgenénica latente, potenciando también su desarrollo», asegura el doctor López Bran.

En las mujeres también influye en el descontrol del nivel de hierro en su organismo.

«Tienen una pérdida excesiva debida a la menstruación o bien un déficit por ingesta inadecuada de alimentos con hierro; a veces, por un trastrono en su síntesis. Los niveles adecuados de hierro ayudan a mantener sano y fuerte el cabello”, señaló la dermatóloga.

En cualquier caso, es fundamental establecer un diagnóstico certero antes de prescribir minoxidil.

“Solo después de establecer el diagnóstico, si el paciente sufre de calvicie común (alopecia androgénica), el tipo de pérdida de cabello más frecuente en hombres y mujeres, respectivamente, o si presenta otro tipo de pérdida de cabello (existen hasta 150), puede ser candidato a la aplicación de minoxidil por vía oral», subraya el Dr. Eduardo López Bran.

Minoxidil, del sistema cardiovascular al pelo

El fármaco minoxidil, agente vasodilatador antihipertensivo, fue utilizado a principios de los años ochenta del siglo XX para tratar la hipertensión arterial (HTA) refractaria, con valores de control de 140/90 mmHg.

Descubrieron entonces que la droga, además, facilitaba el crecimiento del vello en distintas zonas del cuerpo, en cantidad y en grosor (hipertricosis).

Avanzada la década, vinieron los ensayos clínicos en España, dentro de los ensayos a nivel mundial, para comprar si el fármaco minoxidil por vía tópica fue eficaz y seguro para tratar la alopecia androgenética o la calvicie común.

«Estos ensayos, que tuve el honor de coordinar en nuestro país, constataron que estábamos ante el primer fármaco eficaz para el tratamiento de la alopecia androgenética», recuerda López Bran.

En algunos años se tardará que el minoxidil formulado en una solución hidroalcohólica sería bien aceptado por los pacientes, pero el paso del tiempo ha demostrado lo contrario.

«Much@s pacientes refirieron que la aplicación de minoxidil les dejaba el pelo apelmazado y, en contra de lo que habíamos pensado, observamos que los pacientes se inclinaban por la utilización de una pastilla en lugar de un producto local, sobre el pelo y el cuero”, expone.

Pasados ​​los años, se ha vuelto al origen y se ofrece la toma de las dosis de minoxidil por vía oral. Se utiliza en bajas concentraciones, aunque en proporciones diferentes para hombres y mujeres.

Una pastilla al día, preferiblemente por la noche, en concentraciones que varían de 0,25 a 2 mg en mujeres y de 2,5 a 5 mg en hombres, puede ser una terapia eficaz para su alopecia o su caída de pelo.

Vale la pena señalar que el minoxidil oral tiene una mayor simpatía por los pacientes que otros medicamentos que se usan para la caída del cabello.

Se podrá prescribir el paciente no tiene antecedentes de alteraciones en su tensión arterial, fundamentalmente cifras bajas de tensión arterial o algún otro efecto o enfermedad cardiovascular u otras enfermedades sistémicas. En cada caso, se valorará la posibilidad de indicar este tipo de fármaco.

En cualquier situación se observará si se produce algún efecto secundario, como disminución de la tensión arterial, palpitaciones, etc.; en cuyo caso habría que ajustar la dosis y suspender el tratamiento con minoxidil.

Tu dermatólogo te informará tanto de los beneficios que se pueden obtener del minoxidil como de sus efectos adversos, entre los que destacan, además de los anteriormente mencionados, el crecimiento y engrosamiento del cabello en otras zonas del cuerpo distintas a las del cuero cabelludo. .

Estos efectos adversos son reversibles suspendiendo la medicación o reduciendo la dosis una vez analizada el caso”.

Dr. Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico Universitario San Carlos

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *