Reuters informó que la política de ‘COVID cero’ de China de monitorear, evaluar y aislar constantemente a sus ciudadanos para evitar la propagación del coronavirus ha golpeado gran parte de la economía del país, pero ha creado burbujas de crecimiento en los sectores médico, tecnológico y de construcción. El gobierno chino, único entre los principales países que prometieron erradicar el coronavirus dentro de sus fronteras, está en camino de gastar más de $52 mil millones este año en pruebas, nuevas instalaciones médicas, equipos de monitoreo y otras medidas contra el COVID, que beneficiarán a tantos de 3.000 empresas, según los analistas.

Etiquetas de artículos

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.