Saltar al contenido
Home » Detener la eyaculación precoz

Detener la eyaculación precoz

Detener la eyaculación precoz

“La eyaculación precoz o rápida, determinada por la incapacidad del hombre para ejercer el autocontrol, puede resolverse con una combinación de tratamientos farmacológicos y atención psicológica”, afirma la Dra. Carmen González Enguita, jefa del Servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz . .de Madrid.

La eyaculación en los hombres es una condición biológica que ocurre cuando el hombre, luego de ser excitado, expulsa el semen generado en sus testículos a través del conducto uretral que recorre el interior del pene, durante la masturbación o durante las relaciones sexuales con parte.

Antes de la eyaculación, los espermatozoides se acumularán en la uretra posterior, fase de expulsión que ofrece al hombre señales inequívocas de su nivel de excitación.

Después de la eyaculación, salvo casos excepcionales, el pene se relaja perdiendo la erección, condición ineludible para la penetración; es decir, se inicia el vaciado de sangre de los cuerpos cavernosos del glande, que previamente estaba lleno a máxima tensión.

La línea roja de la eyaculación precoz

La disfunción eyaculatoria ocurre prematura o rápidamente cuando el individuo alcanza el orgasmo antes de la penetración, inmediatamente después de introducir el pene en la vagina o el ano, o apenas unos segundos o unos minutos, hasta tres, después de haber iniciado las relaciones sexuales.

“Aunque la duración deseada del acto sexual puede variar entre individuos y parejas, la eyaculación precoz se define más por la insatisfacción personal del hombre o por la incapacidad de tener una relación sexual placentera”, dice el urólogo.

“La eyaculación precoz, como otras situaciones o enfermedades de naturaleza sexual, es muy, muy a menudo ignorada, evadida o suprimida; lo que conduce a la cronicidad del problema y, en consecuencia, al deterioro sistemático de la relación de pareja”.

Dr. carmen gonzalez enguita

“Estamos hablando de un hombre de cada tres que, en algún momento de su vida, ha eyaculado antes de lo esperado. En efecto, El 90% de los afectados no busca ayuda para resolver su disfunción sexual relacionada con el estrés”, destaca el Dr. González Enguita.

“Muchas veces esconden la vergüenza o porque creen que no hay solución a su problema sexual. Un hecho que dificulta el diagnóstico, impidiendo la parte más importante de la solución: el tratamiento contra la EP, una patología que se puede revertir”, subraya.

La eyaculación precoz desde el punto de vista de la urología.

El origen de la velocidad eyaculatoria y su tipología

“Se desconoce la causa exacta de la eyaculación precoz. Se pensaba que estaba fundamentalmente enraizado en el aspecto psicológico, pero ahora el foco está también en la compleja interacción de factores psicológicos y biológicos”, dice.

Entre los factores psicologicos Los contribuyentes incluyen estrés, ansiedad, depresión, falta de confianza sexual o problemas de relación.

Como factores biológicos Los desequilibrios hormonales son los principales, la excesiva sensibilidad en los genitales y otros procesos que juegan un papel acelerador, como la inflamación de la próstata.

Si nos fijamos en la duración y frecuencia de la eyaculación precoz, podemos distinguir cuatro tipos: EP crónica, EP adquirida, EP variable y EP subjetiva.

el es eyaculación crónicala más común, la que forma parte de la vida del hombre desde que comenzó a eyacular al inicio de la adolescencia.

“Se cree que el motivo puede deberse a la interacción de factores hormonales, la acción de ciertos neurotransmisores, como la serotonina, la dopamina y la oxitocina, y algunos factores genéticos”, relata.

En cambio, el recibió la eyaculación precoz Ocurre algún tiempo después del comienzo de las relaciones sexuales.

“La fundación está enfocada en el campo psicológico, incluyendo las propias preocupaciones del individuo sobre el desempeño sexual, los problemas psicológicos del individuo en cuestión y las relaciones con su pareja”, dice el médico y cirujano.

Otras enfermedades pueden afectar: ​​prostatitis (inflamación de la próstata), uretritis (hinchazón del conducto uretral, por donde también se expulsa la orina) o hipertiroidismo (exceso de hormona tiroidea).

“Además, en este grupo de pacientes debemos mencionar la relación entre la eyaculación precoz y la disfunción eréctil: la eyaculación no sería más que una consecuencia de la frustración de no poder lograr una erección suficiente para tener relaciones sexuales».

Cuando se alternan largos periodos de eyaculación precoz con periodos de normalidad, normalmente superiores a los seis meses, hablaremos de eyaculación precoz variable.

el es Educación física subjetiva se define por la interpretación del propio individuo, que afirma sufrir de eyaculación precoz, pero no se confirma por la verificación de un observador objetivo.

Dr. carmen gonzalez enguita

¿Y cómo se diagnostica la eyaculación precoz?

El diagnóstico de la eyaculación precoz es esencialmente clínico, basado en la entrevista con el paciente en la consulta y sin reservas.

“Convendrá aclarar, entre otros aspectos, desde cuándo tiene una disfunción sexual, con qué frecuencia la padece, qué tiempo transcurre entre el estímulo y la respuesta eyaculatoria (latencia), qué hace que se intervenga en la EP o el impacto de . personal, social y de pareja», establece.

La consulta clínica se completará con una exploración física de los genitales, que será adecuada y enfocada al problema sexual, por si existe algún cambio anatómico que favorezca la EP.

Del mismo modo, cabe señalar que en el diagnóstico de la eyaculación precoz rara vez se utilizan pruebas complementarias, que solo se realizarían si tras el examen se sospechara una causa anatómica, biológica u orgánica.

La eyaculación precoz desde el punto de vista de la urología.

Tratamiento de la eyaculación, lento pero seguro

“Lo primero es dar consejos y educación, aunque en muchos casos hay que tranquilizar al paciente y explicarle que es una situación normal, que no tiene eyaculación precoz, que no necesita más estudios clínicos y, por supuesto, tratamientos», dice.

Si el hombre realmente padece esta disfunción sexual, existen otras dos opciones de atención médica, según el tipo de eyaculación precoz.

En pacientes crónicos, se dará prioridad a la terapia farmacológica, como la prescripción de dapoxetinaque potencia la acción de la serotonina.

“Es un medicamento que se usa a demanda, es decir, la paciente lo tomará unos minutos antes de tener relaciones. El tiempo desde la excitación hasta la eyaculación se prolonga. Aumenta la capacidad de controlar y reducir el estrés asociado a él, lo que aumenta la satisfacción general del acto sexual”, describe.

Otra opción son las drogas. inhibidores de la fosfodiesterasael mismo tratamiento utilizado para la disfunción eréctil.

“Se puede ver que, aunque no retrasan la eyaculación, dan confianza y sensación de control, lo que reduce el estrés del paciente y, finalmente, al igual que la dapoxetina, logra una mayor satisfacción sexual”, dijo.

Estos fármacos pueden utilizarse por separado o de forma complementaria, mejorando sus resultados sin aumentar los posibles efectos secundarios.

Los anestesia localutilizados bajo demanda, son una alternativa viable.

“Su formulación suele presentarse en formato spray, que se aplica directamente sobre el pene minutos antes de la relación sexual. Este anestésico logra una cierta cantidad de entumecimiento del pene. Un método sencillo que consigue resultados significativos”, explica.

Y aunque los tratamientos farmacológicos son una buena opción inicial para pacientes con eyaculación precoz adquirida, variable o subjetiva, las terapias conductuales deben preferirse, o al menos combinarse, un campo específico de sexólogos y psicólogos clínicos.

“La finalidad de la urología, en estos casos, es identificar correctamente a los pacientes que se beneficiarán del tratamiento farmacológico y derivar a otros especialistas a los que lo necesiten”, declara.

La eyaculación precoz desde el punto de vista de la urología.

El consejo de la Dra. carmen gonzalez enguita y los hombres

Si sufres de problemas de eyaculación precoz, te recomendaría hablar descaradamente con tu urólogo o sexólogo, quienes podrán ofrecerte orientación y tratamientos específicos para las características de tu disfunción sexual.

En todos los casos, sin ambigüedades, es necesario vencer el miedo y la vergüenza; que los hombres entiendan que puede ser un problema biológico o de comportamiento.

Y la peor estrategia de un hombre será esconderse en la comprensión de su pareja, porque la insatisfacción siempre tocará a la puerta con amargura, reproches y desamor.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *