MADRID, 14 de octubre. (PRENSA EUROPA) –

Investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia (Estados Unidos) han desarrollado ‘tatuajes’ de bajo coste, indoloros e incoloros que pueden autoadministrarse y que tienen múltiples aplicaciones, desde alertas médicas hasta el seguimiento de animales castrados o cosmética.

“Hemos miniaturizado la aguja para que sea indolora, pero seguimos depositando la tinta del tatuaje sobre la piel -explica Mark Prausnitz, investigador principal del trabajo-. Esta podría ser la única forma de hacer más accesibles los tatuajes médicos, pero también de crear nuevas oportunidades para los tatuajes cosmetics debido a la facilidad de administración».

Prausnitz, catedrático de Regentes y titular de la cátedra J. Erskine Love Jr. en la Escuela de Ingeniería Química y Biomolecular, publica su investigación en la revista ‘iScience’, con la exbecaria postdoctoral de Georgia Tech Song Li como coautora.

Los tatuajes se utilizan en medicina para cubrir cicatrices, guiar repetidos tratamientos de radiación contra el cáncer o restaura los pezones tras una operación de mama. También se pueden utilizar en lugar de pulsos como alertas médicas para comunicar enfermedades graves como diabetes, epilepsia o alergias.

Ya existen en el mercado varios productos cosmeticos que utilizan microagujas, sobre todo para combatir el vejecimiento, pero el desarrollo de la tecnologia de microagujas para tatuajes es nuevo. Prausnitz, un veterano en este campo, pasó años estudiando los parches de microagujas para administrar medicamentos y vacunas en la piel, lo que requiere agujas hipodérmicas.

“Vemos esto como una oportunidad para aprovechar nuestro trabajo en la tecnología de las microagujas para hacer los tatuajes más accesibles”, recuerda Prausnitz. un tatuaje que simplemente se presiona sobre la piel y no duela”.

Los tatuajes suelen utilizar agujas grandes para pinchar repetidamente en la piel y conseguir una buena imagen, un proceso que requiere mucho tiempo y es doloroso. El equipo de Georgia Tech ha desarrollado microagujas que son más pequeñas que un grano de arena y están hechas de tinta para tatuajes encerradas en una matriz soluble.

«Como las microagujas están hechas de tinta de tatuaje, depositan la tinta en la piel de forma muy eficaz», explicó Li, autora principal del estudio. De este modo, las microagujas pueden presionarse en la piel una sola vez y luego disolverse, dejando la tinta en la piel al cabo de unos minutos sin grar.

Aunque la mayoría de parches de microagujas para productos farmacéuticos o cosméticos tienen decenas o cientos de microagujas dispuestas en un cuadrado o círculo, los tatuajes de microagujas imprimen un diseño que puede incluir letras, números, símbolos e imágenes. Al disponer las microagujas en un patrón específico, cada microagujero actúa como un píxel para crear una imagen de tatuaje con cualquier forma o patrón.

Los investigadores comienzan con un molde que contiene microagujas y un patrón que forma una imagen. Rellene las microagujas del molde con tinta para tatuajes y ajeddan un parche de apoyo para facilitar su manipulación. El parche resulta se aplica a la piel durante unos minutos, durante los cuales las microagujas se disuelven y liberan la tinta del. Se pueden incorporar las microagujas tintas de tatuaje de varios colores, incluida la tinta negra que sólo puede verse cuando se ilumina con luz ultravioleta.

El laboratorio de Prausnitz lleva años investigando las microagujas para la administración de vacunas y se dio cuenta de que podrán ser igualmente aplicables a los tatuajes. Con el apoyo de la Alianza para la Anticoncepción en Perros y Gatos, el equipo de Prausnitz comenzó a trabajar en tatuajes para identificar mascotas esterilizadas y castradas, pero luego se dio cuenta de que la tecnología también podía ser efectiva para las personas.

Los tatuajes también fueron diseñados pensando en la privacidad. Los investigadores incluyeron crearon parches sensibles a factores ambientales como la luz o los cambios de temperatura, en los que el tatuaje sólo aparece con luz ultravioleta o temperaturas más altas. Esto proporciona privacidad a los pacientes, revelando el tatuaje sólo cuando lo desean.

El estudio demostró que los tatuajes pueden durar al menos un año y es probable que se vuelvan permanentes, lo que también los convierte en opciones cosméticas viables para las personas que desean un tatuaje estético que tiene riesgo de infección o dolor asociado con los tatuajes tradicionales. Los tatuajes de microagujas también podrían cargarse con tinta de tatuaje temporal para cubrir necesidades a corto plazo en medicina y cosmética.

Los tatuajes de parches de microagujas también se pueden utilizar para codificar información en la piel de los animales. En lugar de cortar la oreja o aplicar un liquen a los animales para indicar su estado de esterilización, se puede aplicar un tatuaje indoloro y discreto.

«El objetivo no es sustituto de todos los tatuajes, que a menudo son obras de belleza creadas por los artistas del tatuaje», dijo Prausnitz. “Nuestro objetivo es crear nuevas oportunidades para pacientes, animales domésticos y personas que desean un tatuaje indoloro que se pueda administrar fácilmente”.

Prausnitz ha cofundado una empresa llamada Micron Biomedical que está desarrollando la tecnología de parches con microagujas, desarrollando ensayos clínicos, comercializándolos y, en última instancia, poniéndolos a disposición de los pacientes.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *