La Salud Mundial Organización (OMS) ha observado que el nuevo virus detecta tres países europeos -Francia, Paisies Bajos y Dinamarca-, que combina las variantes de delta y ómicron, y está facultado para conocerse como «deltacron», tiene «a bajo nivel». de circulación».

Ciudadanos de Hong Kong, en China, país que está viviendo un repunte de casos. Informe OMS: La pandemia ha llevado la sanidad al límite y ha impactado en la salud mental

La OMS no descarta, sin embargo, que esta impresión inicial relacionada con la transmisión de deltacron, esté relacionada con la caída en el número de test de covid-19 en la mayor parte del mundo.

«En vista de la disminución de test en el mundo estamos en una desventaja para seguir este virus de forma tan efectiva como deberíamos», comentó en una rueda de prensa la jefa de la unidad técnica anticovid de la OMS, Maria Van Kerkhove.

Recordar que las cepas pandémicas existen una capacidad global de diagnóstico y genética de la genética del virus coronario es muy importante, y que está atenuado por las impresiones que existen de que la pandemia ha terminado o que ha dejado de ser grave.

Van Kerkhove dijo que es importante mantener y utilizar esas capacidades «porque como lo hemos venido diciendo, mientras este virus siga circulando tendrá más oportunidades de cambiar. La viabilidad de una recombinación (de variantes) siempre estuvo en la mesa».

La OMS no tiene nombre para la recombinación que ha detectado en varios países de habla francesa, Bajos y Dinamarca, pero también ha sido acogida como un «deltacrón».

La información autoritaria de los sanitarios brasileños es la de este martes que ha confirmado la confirmación de delirios con deltacron, pero también rectifica y confirma que se trata de casos que ahora están siendo investigados.

Deltacron, una recombinación de virus

La recombinación de virus se produce cuando el virus se diferencia -en este caso de las variantes delta y ómicrón- de ingresar grandes cantidades de información genética, lo que produce un nuevo virus.

«La mayoría de esos virus debido al enorme cambio en sus códigos no son viables, no son buenos para infectar a otro humano, pero en ocasiones aparece uno que sí lo es», explicó el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

En la última semana, los casos globales de covid-19 volvieron a subir (8%), lo que se vincula a la ola de infecciones causadas por la variante ómicron en China y otros países de Asia Oriental, aunque al mismo tiempo el número de desaparecidos en el mundo se redujeron en un 17%, con respecto a la semana anterior.

Van Kerkhove atribuyó el aumento de casos al levantamiento de las restricciones en cada vez más países (distancia social, uso de mascarilla, entre otros), así como una cobertura de vacunación incompleta en varios países.

Asimismo, culpó a la desinformación del aumento de casos, «ya que mucha gente está escuchando que la pandemia se terminó, que ómicron es la última variante que veremos o que no es grave», todo lo cual -dijo- es falso.

oms
El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan / EFE / Salvatore Di Nolfi / Archivo

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *