Saltar al contenido
Home » Coronavirus, madre y bebé, no hay trío posible

Coronavirus, madre y bebé, no hay trío posible

«Del registro seNeo sobre la incidencia del coronavirus en las mujeres embarazadas y sus bebés se deduce, hasta noviembre de 2022, que la práctica total de los recién nacidos de mamás covid no presentan la infección; tanto es así que el contacto piel con piel y la lactancia materna son dos estrategias indispensables para su salud», destaca orgulso el Dr. Manuel Sánchez Luna, presidente de la Sociedad Española de Neonatología

Coronavirus, madre y bebé: no hay trío posible

“Las hospitalizaciones de recién nacidos se deben a causas heterogéneas, nunca relacionadas con la pandemia del SARS-CoV-2: la posible transmisión del virus de la madre al bebé solo se ha producido en el 1,3% de los casos, una cifra insignificante, y la afectación siempre fue de carácter leve”, subrayó.

«Podemos asegurar, en base a los datos del registro SeNeo, que la COVID-19 or ha sido una pandemia de afectación neonatal«, afirma el también jefe del Servicio de Neonatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

«Por lo tanto, de este resultado se deduce que las medidas sanitarias tomadas en nuestro país han resultado muy eficaces a la hora de preservar la salud y los cuidados habituales tanto en los recién nacidos como en sus madres», agregó.

Coronavirus y embarazo, una relación prácticamente inexistente

Se crea el registro de casos de covid de la Sociedad Española de Neonatología para conocer el impacto de la infección por SARS-Cov-2 en los recién nacidos; un conjunto de «propios datos» recopilados tanto de madres infectadas y sus reciencias nacidas -situacion perinatal- como de aquellos otros bebes que se infectaron en periodo postnatal.

El objetivo principal de este registro seNeo era y es computar todas las estadísticas clínicas de embarazos y partos durante la pandemia con el fin de elaborar una serie de recomendaciones basadas en la evidencia científica.

“Esta base de datos, exhaustiva, alimentada por cientos de profesionales, coordinada por el grupo de enfermedades infecciosas de seNeo, bajo el liderazgo del Dr. Belén Fernández Colomer«.

«No sabíamos a lo que nos enfrentábamospuesto que las informaciones clínicas y artículos de investigação procedencias de nuestros colegas chinos, europeos y estadonisnicos eran alarmantes”.

Dr. manuel sánchez luna

Hoy en el registro del SeNeo participan 138 hospitales, la práctica totalidad de la red hospitalaria pública y privada española, incluido este gran estudio analítico 6748 madres y 6872 recién nacidos.

La mayoría de las madres embarazadas (77%) se infectan durante el tercer trimestre, y la tasa de cesáreas ha sido del 22% de los casos, inferior a los medios nacionales fuera de la epidemia (25% en 2019).

“Al inicio de la pandemia observamos un alto índice de prematuridad debido a que la enfermedad era sumamente grave en las mujeres, contagiando básicamente en el tercer trimestre del embarazo. Las madres sufrían insuficiencia respiratoria y nos vimos obligadas a sacar a los bebés muy pronto”, dice.

Las infecciones más graves en embarazadas se registran, sobre todo, en mujeres obesas y con diagnóstico de preeclampsia.

«Estos bebés no tienen problemas infecciosos debidos a la transmisión de la madre por vía de la placenta, sino problemas orgánicos generados por la prematuridad», resalta.

La gravedad llegará claramente con el inicio de la vacunación en mujeres embarazadas.

“Las vacunas supusieron un antes y un después, ya que modificaron el perfil de gravedad; ahora siendo muy poco frecuente la necesidad de ingreso en la UCI de mujeres gestantes vacunadas”, testigua.

Mientras tanto, conociendo mucho mejor al virus, se consiguió disminuir significativamente el número de partos prematuros: «La tasa global de prematuridadafortunadamente, ha ido descendiendo a lo largo de la pandemia”, insiste.

Coronavirus y maternidad en España

Magníficos resultados de la estrategia SeNeo ante la pandemia de la COVID-19

Desde que se aprovecharon para evaluar los casos durante la ola pandemia, el primer perfil de las mujeres embarazadas se situó en una edad entre 31 y 33 años; y el 73% de ellas –fecha de febrero de 2022– estaba previamente sana, a pesar de mostrar una alta prevalencia de obesidad.

En ese periodo, las embarazadas -80% de los casos analizados- no sufrieron patologías gestacionales; siendo la preeclampsia la complicación más frecuente en este grupo de mujeres.

«Las madres que ingresaron en UCI por la covid desarrollaron la enfermedad en el tercer trimestre, probablemente por el mayor compromiso respiratorio. En este grupo de pacientes se describen más casos de obesidad y preeclampsia”, reitera.

“Debemos tener en cuenta que las formas graves de la covid son más habituales entre embarazadas que en mujeres no gestantes”, expone el Dr. Manuel Sánchez Luna.

La Sociedad Española de Neonatología (SeNeo) llegaron, al poco tiempo del inicio de la pandemia, y tras corroborar la casa afectación del virus en los recenciados, que el parto se realizó en las mas mas condiciones que ausencia de infección por el SARS-CoV-2.

«Se aconsejó expresamente la no separada de la madre de su hijo y mantener en lo posible la hospitalización conjunta y el contacto skin con skin entre ambos tras el parto, así como la lactancia materna», recalca el Galeno Madrileño.

Al mismo tiempo, SeNeo estableció las medidas de higiene oportunas para prevenir la infección desde las mamás gestantes a sus recién nacidos tras el parto y también hacia el personal sanitario.

Siguiendo estas indicaciones, los datos de enero de 2022 de SeNeo estimaban que se lograba el contacto piel con piel en el 80% de los casos, el alojamiento conjunto en la habitación del hospital en el 97% de los casos de recién nacidos asintomáticos y la lactancia materna se mantenía en el 88% de los casos. casos.

«Ha sido muy interesante observar cómo la tasa de infección en los bebés que no se separaron de sus madres resultó ser más baja que el grupo de bebés a los que fue necesario separaron de sus madres; y además, en los que se mantuvo la lactancia materna la tasa fue inferior a los que prípeomen leche donada de otras madres», concluye el Dr. Manuel Sánchez Luna.

En noviembre de 2022, las cifras se han consolidado y ofren tranquilidad a los bebés recién nacidos, a sus madres y padres, a las familias, a l@s profesionales sanitarios ya al resto de la población.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *