El 40% de los pacientes con viruela sufren complicaciones que van más allá de las lesiones cutáneas comunes. Afecciones en garganta y zona genital son otras consecuencias de esta enfermedad vírica que requiere tratamiento médico.

Protestas en México para exigir vacunas contra la viruela. EFE/José Méndez

Según un estudio de la enfermedad en España publicado en la revista científica La lanceta, casi la mitad de los 181 pacientes con viruela del mono análisis presentados complicaciones y dolor asociado a proctitis o inflamación de la mucosa rectal (25%); ulceración amigdalar (11 %) y edema peneano (8 %).

Tres pacientes requirieron un ingreso por complicaciones derivadas de estas manifestaciones, más allá de que todos los participantes presentaron lesiones en la piel, en la región anogenital o perioral.

Este estudio observacional se ha realizado en tres unidades de salud sexual de Madrid y Barcelona con 181 casos confirmados, de los cuales 175 (98%) eran hombres, 166 de los cuales fueron identificados como hombres que tenían sexo con otros hombres.

La edad media de los afectados por esta enfermedad infecciosa fue de 37 años, y la duración media del periodo de incubación de la enfermedad se estableció en 7 días.

Otras conclusiones del estudio

Además de las complicaciones, la investigación señala al «contacto piel con piel» durante las relaciones sexuales como el «factor dominante» en la transmisión de la viruela del mono, por encima de la transmisión aérea.

Y concluyen que, dado el corto periodo de incubación, es probable que la vacunación previa a la exposición de los grupos de alto riesgo sea más eficaz que la vacunación posterior a la exposición para el control de la infección.

Vacuna Imvanex contra la viruela adquirida por la Unión Europea. EFE/LEX VAN LIESHOUT

Los investigadores también señalan que las cargas virales son «sorprendentemente» si son altas en los hisopos (las muestras recolectadas) de lesiones en la piel en comparación con los niveles relativamente bajos en los hisopos en la faringe.

Por ello, recomienda que este hecho «debe investigarse más a fondo para conocer si la transmisión respiratoria es viable y guiar en consecuencia la decisión relativa al aislamiento respiratorio domiciliario de los afectados».

Colaboraron en el estudio del Hospital Universitario 12 de Octubre, el Hospital Universitari Germans Trias – Fundación Lucha contra las Infecciones y el Hospital Universitari Vall d’Hebron, y con la participación de la London School for Hygiene and Tropical Medicine (LSHTM).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el pasado 23 de julio emergencia sanitaria internacional, su máximo nivel de alerta, por el actual brote de esta enfermedad, que suma casi 30.000 (nueve de ellos mortales) en unos 90 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica.

Estados Unidos sigue siendo el país con más casos notificados, con más de 6.000, seguido de España (más de 4.000) y, con más de 2.000, Alemania, Reino Unido y Francia.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.