La biopsia del ganglio centinela se utiliza como una herramienta eficaz para el diagnóstico precoz del melanoma, el cáncer de piel más agresivo. Así lo analizan los expertos en un nuevo post del blog «Salud y prevención».

El melanoma es el cáncer de piel si es agresivo. Foto cedida por Quirónsalud.

El melanoma cutáneo representa entre el 4 y el 8% de todos los tumores malignos de la piel, pero es el responsable de 80% de las muertes por cáncer cutáneo, deboto a su alta agressividad y capacidad de extenderse precozmente, según destaca la doctora María José Espiñeira, especialista del servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Quirónsalud Córdoba.

Su incidencia y mortalidad sigun auamento en la actualidad y se ha visto triplicada en los ultimos 40 años, aparte de que tiende duplicarse cada 10-15 años, por lo que urge seguir investigando sobre esta neoplasia maligna, destaca la doctora.

En España asegura que cada año se diagnostican alrededor de 13 nuevos casos 100.000 habitantes. “Es por ello por lo que en este tipo de tumor es muy importante realizar un diagnóstico precoz, ya que la supervivencia es mucho peor cuando la lesión se ha extendido a los ganglios linfáticos”, aconsejó el experto.

Comprobar que no se ha extendido

Cuando un paciente consulta al dermatólogo por la presencia de una lesión pigmentada en la piel, y tras una biopsia excisional establece el diagnóstico de melanoma, «el primer paso es realizar una ecografía de las regiones de drenaje linfático cercanas al tumor para descartar que se haya extendido”.

En el melanoma, cuanto más avanzado está, mayor es el riesgo de que se propague a los ganglios limfáticos. De ahí la importancia de revisarlos mediante una biopsia del ganglio centinela, el ganglio primario que filtra el líquido linfático que drena el melanoma. Además, no hay que olvidar que puede haber varios ganglios centinelas.

Así, y en el caso de que la ecografía sea normal, el doctor Espiñeira indica que el paciente con posibilidad de melanoma sea derivado a los servicios de Cirugía Plástica y Medicina Nuclear para realizar la técnica de biopsia selectiva. ganglio centinelaasí como la ampliación de los margenes seguridad de la lesión cutánea en un mismo acto quirúrgico, que se realiza de manera multidisciplinar junto a profesionales de Anatomía Patológica.

Localizar el ganglio centinela

“La biopsia selectiva del ganglio centinela es una técnica con dos partes diferenciadas y que provoca muy pocas molestias al paciente”, explicó por su parte el doctor Pablo Contreras, especialista del servicio de medicina nuclear de Quirónsalud Córdoba.

En términos concretos, indica que la primera parte se lleva a cabo en el servicio de Medicina Nuclear y se denomina ‘linfogammagrafía’. “En ella, el especialista inyecta una pequeña dosis de un radiofármaco en la piel que rodea la cicatriz donde se encuentra el melanoma antes de su extirpación y obtiene imágenes de una cámara gamma para identificar cuántos ganglios centinela hay y dónde se encuentran”.

Precisamente, este especialista destacó que el Hospital Quirónsalud Córdoba cuenta con una gammacámara híbrida con una TAC para obtener imágenes tomográficas de fusión, lamadas ‘SPECT-TAC’que permiten la localización anátómica precisa de los ganglios centinelas, lo que ayuda a planificar la cirugía posterior.

«Ya con la información obtenida, se puede realizar la segunda parte de la técnica en rófano, donde con la ayuda de una sonda gamma detectora de radiación se procede a la localización ya la biopsia de los ganglios centinelas previamente identificados», continúa Contreras.

Posibilidades de tratamiento

Posteriormente, dice que el Servicio de Anatomía Patológica el que estudia de forma exhaustiva dichos ganglios para determinar, con una alta sensibilidad, si están ya afectados microscópicamente por el tumor, si hay células cancerosas del melanoma.

«En el 20-25% de los pacientes sometidos a esta técnica se constata la afectación metastásica del ganglio centinela y conocer esta circunstancia es de gran valor para establecer la necesidad de completar el tratamiento del paciente con los nuevos fármacos disponibles para este tipo de cáncer”, según doctores Espiñeira y Contreras.

Si el melanoma se ha extendido al ganglio limfático centinela se suelen extirpar los otros ganglios de la zona para suresura de que no contengan células neoplásicas.

Además, en algunos pacientes, en el que se llamaría estadio III de este melanoma maligno, el vaciado ganglionar terapéutico o la linfadenectomía puede suponer la curación del paciente, reseñan ambos expertos de Quirónsalud Córdoba.

«De ahí la importancia de esta prueba, la biopsia de ganglio centinela. Primero para la detección precoz de la enfermedad, para determinar su extensión, pero después también para eraradicarla de la mejor manera posible y alcanzar su curación total siempre que sea posible, que es lo deseado”, sentencia.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.