San Ministerad de Sanidad y las comunidades han activado la alerta sanitaria por viruela del mono o «monkeypox», una enfermedad muy poco frecuente causada por un virus endémico de África central y occidental, tras la detección de 23 casos probables en Madrid pendientes aún de confirmar

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha asegurado que no es probable que la viruela del mono vaya a generar una transmisión importante en España. EFE/Ana Escobar

Los 23 casos aún están pendientes de las pruebas genéticas que se están llevando a cabo en el Centro Nacional de Microbiología, según han informado fuentes de la Consejería de Sanidad, quienes han indicado que estas primeras posibilidadesles casos evolucionan bien aunque pien aunque ingreso hospitalario.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades abrieron este martes, cuando se detecton estas posibilidades de casos compatibles, una alerta a nivel nacional, se comunicó a la Ponencia de Alertas la situación y se ha avisado a todos los actores clave para garantizar una respuesta rápida, oportuna y coordinada, ha informado el Ministerio de Sanidad.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simónha asegurado este miércoles que no es probable que la viruela del mono vaya a generar una transmisión importante en España pero ha alertado de que hay que tener cuidado porque tampoco se puede descartar.

«Estamos trabajando con todas las hipótesis posibles y cuando tengamos información un poco más sólida ya se explicará y se darán los datos necesarios», ha apuntado a los periodistas en un acto en Valencia.

Qué es la viruela del mono

Mon viruela del mono no se considera particularmente contagioso entre personas y, en general, la transmisión de persona a persona es limitada.

El cliché clínico suele incluir inicialmente fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio; unos días después de la aparición de la fiebre otras se desarrolla un exantema, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a partes del cuerpo.

Suele produce una enfermedad autolimitada y la mayoria de las personas se recuperan en varias semanas, aunque en algunos casos puede producir una enfermedad grave.

No hay vacuna o tratamiento específico disponible. El tratamiento es sintomático y apocalíptico, incluyendo el tratamiento y tratamiento de infecciones bacterianas seculares.

baja transmision

Se trata de una enfermedad que se transmitía de los monos a los humanos y que, en general, entre humanos presenta una transmisión muy baja y los brotes hasta hace pocos años no tienen más de una segunda generación de transmisión.

Pero en los últimos brotes sí se han detectado hasta terceras y cuartas generaciones de transmisión y hay que identificar los casos en Reino Unido y los de Portugal y ver en España, si se confirman, cómo evolucionan.

Los primeros casos en Europa fueron notificados el pasado domingo por Reino Unido, que comunicó 4 confirmados sin antecedente de historia de viaje a zonas de riesgo.

Das días después, el 17, Portugal constituyó 3 casos en Lisboa, 2 pendientes de confirmación y 15 casos más en consulta; tras esta fecha, el Sistema de Alertas y Respuestas Temprana para las enfermedades transmisibles de la Comisión Europea comunica esta alerta, según ha informado el Ministerio de Sanidad, que está en contacto permanente con el Sistema de Alertas Europeo para hacer un seguimiento de esta alerta a nivel mundial.

Monkeypox del mono es una enfermedad zoonótica viral poco frecuente: los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970 y el número ha ido aumentando durante la última década en países de África occidental y central.

Fuera del continente africano, se han documentado casos de infecciones humanas en diferentes países, como en EEUU, Reino Unido, Israel y Singapur, siempre asociados a un caso importado oa contacto con animales importados.

También transmitida por roedores

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Margarita del Val ha señalado respecto a la viruela del mono que es una dolencia «razonablemente benigna» pero causa «lesiones muy grandes y llamativas» en la piel.

Viróloga Margarita del Val
La viróloga Margarita del Val, Researcher del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y coordinadora de la Plataforma de Salud Global del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Imagen cedida por el CSIC.

«Lo que hay que hacer es localizar el origen, la transmisión y pararla cuanto antes», ha indicado Del Val a los periodistas antes de su intervención en la primera Cumbre Internacional sobre Gestión de Pandemias, organizada por el Ayuntamiento de Valencia.

Tras aclarar que aunque se llama viruela del mono «la transmiten los roedores», la investigadora ha señalado que durante mucho tiempo ha habido casos infrecuentes entre personas que usaban las ratas como mascotas, aunque parece que también se piede transmitir porir comunicación más difícil de detectar .

Se trata de un virus que causa «lesiones muy grandes y llamativas en la piel», ha indicado.

«Es una enfermedad razonablemente benigna pero muy molesta por las heridas que causa, que son muy grandes», ha afirmado, aunque ante la pregunta si hay que preocuparse, ha explicado que frente a la viruela humana «creamos una inmunidad muy potente».

Las lesiones «son locales y se curan ellas solas» y no hay «casos tan graves», ha indicado Del Val, quien ha agregado que esta enfermedad ya es conocida desde hace años en otros países, especialmente en jóvenes que tenían ratas como mascotas, y ha indicado que desconoce si en algunas personas en particular provoca síntomas más graves.

En declaraciones a Efe, el portavoz de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología (SEIMC), Fernando De la Calle, ha subrayado que siempre es más fácil que se hag aga pandémico un virus respiratorio como es la covid o la gripe, pero en teoría el virus del mono o «monkeypox» tiene menos capacidad pandémica porque obliga a estar conviviendo con alguien enfermo.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.