En 2021 se registraron 1,5 millones de nuevas infecciones por el VIH en el mundo, un millón más que la meta de 500.000 para 2020, según el Programa de las Naciones Unidas contra el VIH-SIDA (ONUSIDA) para combatir la enfermedad.

“Ángeles. Vivo con VIH y…”. Fotografía perteneciente a la exposición virtual Itinerantas 2022, proyecto organizado por CESIDA y desarrollado por la doctora Álvarez, con la colaboración de la ONG CALCSICOVA

Según UNUSIDA, en total hay 28 países que registran altas tasas de nuevas infecciones por el VIH, y representan tres cuartas partes de todas las nuevas infecciones por el virus del sida en el mundo.

Aunque el VIH/sida sigue siendo un problema de salud mundialy en algunas regiones como Asia y el Pacífico y Medio Oriente y África del Norte, el número de nuevas infecciones y/o muertes ha aumentado en los últimos años, con países africanos encabezando la lista de infectados, con Suazilandia, Lesotho, Botswana y Sudáfrica. África a la cabeza.

Asi lo recoge Departamento de Investigación Estadística en una gráfica referda a 2020, y en la que también aparece a contenido, y por este orden, Zimbawe, Namibia, Mozambique y Zambia.

Ante esta realidad, ONUSIDA quiere definir las necesidades de los países en relación con la aplicación de la Hoja de Ruta de la Prevención 2025 e identificar los cambios estratégicos necesarios para trabajar en coalición y fortalecer la colaboración entre ellos.

UNUSIDA: los grupos más vulnerables

Además y según un reciente informe de ONUSIDA, cada dos minutos del año 2021, una adolescente o mujer joven (entre 15 y 24 años) se infectó con el VIH.

En este grupo de población se han infectado 250.000 personas, el 80% de ellas en el África subsahariana.

Una región, donde la probabilidad de contraer la enfermedad es tres veces mayor entre las adolescentes y las mujeres jóvenes que en sus homólogos masculinos.

«La oportunidad que se nos presenta ahora es la de ampliar lo que funciona al tiempo que invertimos nuestra atención en las obstinadas barreras sociales y estructurales que mantiten a las niñas ya las poblaciones clave vulnerables a las nuevas infecciones por el VIH».

Directora Regional de UNUSIDA para África Oriental y Meridional, Anne Githuku-Shongwe.

Además, el Programa de la ONU calculó en 2021 que los grupos de población clave, como los hombres homosexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las personas que se inyectan drogas, los trabajadores sexuales, los transexuales y las personas que se reúnen en las cárceles y otros entornos cerrados, así como como sus parejas sexuales, representaron el 70% de las nuevas infecciones por el VIH en el mundo.

ese porcentaje demnera que los esfuerzos de prevencion del VIH deben ayudar en los marginados y los mas vulnerables.

Infografía de UNUSIDA sobre más de 20 millones de niñas y mujeres con VIH

Objetivo 2025: reducir a 370.000 las nuevas infecciones por VIH

Por todo ello, para el director ejecutivo adjunto interino de programas de UNUSIDA, Eamonn Murphy, la aplicación de la Hoja de Ruta no puede ser la habitual y «hace falta «más liderazgo político, más inversión y un mayor compromiso para llegar a las poblaciones clave para reducir las nuevas infecciones por el VIH».

Según UNUSIDA, cuando los países aumentan los programas conjuntos de prevención de nuevas infecciones por el VIH, pueden lograr éxitos relevantes como el de Costa de Marfil.

En este país, la pronta expansión de los programas para poblaciones clave combinada con el aumento de la cobertura de tratamiento contribuyó a una reducción del 72% en las nuevas infecciones por el VIH entre 2010 y 2020.

De la misma manera, varios países de otras regiones lograron reducir drásticamente las nuevas infecciones por el VIH al enfocar sus programas de prevención en las necesidades de las poblaciones clave.

es Camboya, Tailandia y Vietnamlas nuevas infecciones por VIH se redujo en más de un 60% entre 2010 y 2020.

También se redujo aproximadamente a la mitad en El Salvador, la República de Moldavia y Sri Lankalo que demuestra que el progreso es posible.

Para UNUSIDA, el objetivo de los países es reducir las nuevas infecciones por el VIH a 370.000 para 2025, una meta que se puede lograr, pero sólo si se intensifican los esfuerzos para llegar a las personas que se están quedando atrás.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *