La diputada de ERC, Carolina Telechea, en el tercer día de la 26 edición del Debate sobre el Estado de la Nación, en el Congreso -Eduardo Parra-Europa Press

Últimas noticias de hoy del Debate del Estado de la Nación

ERC, PNV, Bildu y PDeCAT apoyan la convalidación y el PP se mueve a la abstención, aunque anticipa el fracaso de las nuevas medidas

MADRID, 14 (PRENSA EUROPA)

El Gobierno ha encontrado el apoyo de sus socios parlamentarios para lograr la validación del segundo decreto ley de respuesta económica a la crisis de precios desencadenada por la escalada que frena el precio de la electricidad y la invasión rusa a Ucrania.

Además del PSOE y Unidas Podemos, el decreto cuenta con el apoyo de Esquerra Republicana, el PNV, EH-Bildu, el PDeCAT, Más País-Equo, Coalición Canaria, Teruel Existe, el PRC y Compromís. El PP, Ciudadanos, Junts, la CUP, BNG y Foro Asturias se han abstenido mientras que Vox ha sido el único grupo que ha votado en contra.

En todo caso, cada uno de los socios ha afeado al Gobierno la falta de negociación previa a la aprobación de las medidas, la insuficiencia de las mismas o la ausencia de medidas estructurales para contener la inflación, y no sus efectos.

«LOS PRÓXIMOS MESES VAN A SER COMPLEJOS»

Reconociendo que «los próximos meses van a ser complecos», el ministro de la Presidencia, Memoria Democrática y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, ha presumido de que, lejos de la «austeridad» con la que respondió en la anterior crisis financiera, El Gobierno de coalición responde ahora «con solidaridad» para garantizar «el apoyo de la ciudadanía» a los sectores más afectados.

Así, la nueva bonificación a la factura de la luz, hasta el 5% del IVA, así como la ampliación del resto de la reducción del impuesto eléctrico, la ampliación del descuento de 20 céntimos al carburante, la limitación al 2% en la actualización de las rentas, los aplazamientos de cuotas a la Seguridad Social, la prohibición de despedir por esta crisis en empresas que reciban ayudas o el ‘cheque’ de 200 euros para personas con rentas inferiores a los 14.000 euros.

También la bonificación a partir de septiembre del 50% de todos los abonos al transporte público gestionado por el sector público estatal -que finalmente será del 100% en el caso de Barrios y Media Distancia, tal y como ha anunciado este martes el presidente Pedro Sánchez– y del 30% del resto del transporte público.

LOS SOCIOS LE ACUSAN DE «IMPROVISACIÓN» Y «POPULISMO»

Precisamente, varias formaciones ‘amigas’ han afeado que el Ejecutivo modificara esta bonificación no sólo antes de que entrara en vigor, sino que incluye antes de llegar a presentarla en el Congreso, lo que un juicio de grupos como PNV y PDeCAT evidencia certa «improvisación» .

Para Joan Margall, de ERC, la gratuidad total es «un punto populista» –«si esta es la medida estrella, tenemos un problema»–, y ha exigido medidas estructurales y la ejecución de todas las inversiones. Aun considerando que las medidas van «en la buena línea», cree que son «insuficientes», y ha invitado al Gobierno a hacer permanente, y no temporal, el anunciado impuesto a la banca, para gravar sus beneficios «siempre que viejas estructuras».

También ha validado el decreto el PNV, aunque con «un ‘si’ un tanto desolador», ha dicho su portavoz económico, Idoia Sagastizabal, que cree que las medidas son «pan para hoy y hambre para mañana». Así, ha echado en falta medidas más selectivas, pero también estructurales, y sobre todo «un Gobierno con más empatía, que escuche a los grupos y negocie de verdad».

Mertxe Aizpurua, portavoz parlamentaria de EH-Bildu, ha justificado su apoyo «por la responsabilidad y por las personas», pero ha exigido «intervenir de una vez en el mercado eléctrico» y conocer el coste de generación.

SUPERADO ‘PEGASUS’ LOS APOYOS AUMENTAN Y EL PP SE ABSTIENE

Sin embargo, el Gobierno ha incrementado su apoyo al anterior decreto ley y reducido sus votos en contra respecto al primer decreto ley en respuesta a la crisis de precios, que se examinó en el Congreso a pocos días del descubrimiento del escándalo de espionaje. de líderes independientes con el programa informático ‘Pegasus’.

Ello provocó que el voto contrario de PP, Vox y Ciudadanos se sumase también a los votos de ERC y Junts, que en este caso se aprobaron para la convalidación del segundo decreto.

No sólo ellos, porque el PP también se movió a la abstención, como se anunció poco después de la intervención en el Pleno de su diputado Jaime de Olano, que no precisó el sentido de voto de su grupo y que ha asegurado que las medidas prorogadas por el Gobierno hasta diciembre «han fracasado».

«¿Qué les hace pensar que lo que no ha funcionado entre abril y junio va funcionaro entre julio y diciembre?», se ha preguntado, anticipando que estas medidas «van a volver a fracasar», pues «una cosa es paliar los efectos sobre algun colectivo y otra es atajar la raiz del problema».

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.