Evolución mensual del euríbor – EPDATA

MADRID, 31 de agosto. (PRENSA EUROPA) –

El Euríbor a 12 meses, el índice que sirve de referencia para la mayoría de los préstamos hipotecarios variables, cerró agosto con una media mensual del 1,25%, que alcanzó su nivel más alto desde mayo de 2012. cuando obtuvo una media mensual del 1.266%, ya presentar una fuerte subida con respeto a julio, cuando cerró en el 0,992%, adelantándose así a la subida de tipos de interés que el Banco Central Europeo (BCE) podría aplicar la semana que viene.

De esta forma, el índice encadena su quinto mes en positivo, desde que el pasado mes de April registró una tasa positiva del 0,013% por primera vez desde enero de 2016, while en tasa diaria, se ha situado hoy en el 1,778%, su mayor registro desde enero de 2012.

En las dos últimas semanas de agosto, el índice experimentó una racha alcista que lo llevó a pasar del 1.118% -registrado el 16 de agosto- al 1.778% hoy, en línea con las expectativas del mercado para la próxima subida de tipos del a. El mercado empieza a descontar una suba de 75 puntos básicos en la reunión del banco central, prevista para el próximo 8 de septiembre.

Desde iAhorro destaca que la subida interanual que ha marcado el Euríbor en los últimos ocho meses es «la más alta» observada en un ejercicio completo, ya que supera los 1,72 puntos porcentuales entre la fecha de enero de 2022 (-0,477%) y la actual. «Esto es algo totalmente anómalo para el Euríbor, cuyos valores no suelen variar más de medio punto en todo un año», explicó la directora de Hipotecas del Comparator, Simone Colombelli, que agrega que se trata de un año en el que estamos viviendo muchos cambios en el mercado hipotecario.

Con una media mensual en agosto del 1,249%, una persona que tenga contratada una hipoteca variable a 30 años de 150.000 euros y con un diferencial del 0,99% si es Euríbor, sufrirá un incremento en su cuota hipotecaria de unos 120 euros, es decir, pasaría de pagar 448 euros al mes a abonar 568 euros a partir de la revisión, lo que equivale a un incremento de 1.400 euros anuales.

Los expertos de HelpMyCash pronostican que el índice subirá en los próximos meses debido a la política monetaria del BCE, que seguirá aumentando el precio de las hipotecas variables. Por ello, considere que es «un buen momento» para cambiarse al tipo fijo «y pasar a pagar una constante mensualidad que no dependa del Euríbor».

IMPACTO DE LA POLÍTICA DEL BCE

Los expertos del comparador de productos financieros afirman que «paradójicamente», el aumento de las hipotecas variables está provocado por las medidas para contener la inflación en Europa.

Para revertir la inflación elevada, el ECB «se ha visto obligado» a aumentar sus tipos, con lo que pretende «enfriar» la economía y provocar una bajada de precios.

«La previsión es que los aumento de nuevo en su próxima reunión del 8 de septiembre, probablemente hasta el 1% o el 1,25%», indica HelpMyCash, que explican que como los bancos pagan más por financiarse del BCE, aplican un tipo de interés más alto sobre los préstamos que se conceden «entre ellos», provocando la subida del Euríbor.

De cara al futuro, HelpMyCash estima que el valor del Euríbor alcanzará el 1,90% a finales de este año y el 2,20% a finales de 2023. Por su parte, iAhorro cree que el índice seguirá subiendo en el futuro de año, si bien Recuerda que la tendencia histórica del último trimestre es que el Euríbor modere su crecimiento. Así, se prevé que cierre el año en torno al 1,6%.

El portavoz de iAhorro, Antonio Colombelli, también señala el impacto de la guerra en Ucrania, cuya prolongación en el tiempo «ha propiciado una madre» en los valores de Euríbor. No obstante, asegura que «no hay que alarmarse con esta situación, simplemente volvemos a la normalidad; lo que no era normal fue lo vivido hace un año».

¿A TIPO FIJO, VARIABLE O MIXTO?

Ante esta situación, HelpMyCash recomienda cambiarse a una hipoteca a tipo fijo, aunque afirma que el traspaso «debe llevarse a cabo lo antes posible». «En estos momentos, los bancos están subiendo sus tipos fijos prefieren que sus clientes contraten hipoteca variable», al esperar ganar «más dinero» con estos últimos productos.

En cambio, desde iAhorro recomienda la subrogación de una variable por otra variable: Si la hipoteca es «muy mala» respecto al resto del mercado, con un diferencial muy alto, «también puede cambiarse por otra variable, ya que ahora se se pueden encontrar incluidos diferenciales en torno al 0,5% o al 0,6%; cuando mejoren las ofertas fijas, se podrá volver a subrogar”, afirma Colombelli.

Para aquellos que estén ahora en busca de una hipoteca, los expertos de iAhorro recomiendan la hipoteca mixta, con un tramo a tipo fijo y otro a tipo variable. «El tramo que se rige por un tipo fijo (los primeros siete a diez años) es más competitivo que en una hipoteca fija 100% y, además, si cuando se llega al tramo variable se quiere cambiar por la situación del Euríbor, se puede hacerlo sin problema», señala el portavoz del comprador.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.