El director de carrera, Alejandro González Iñárritu, llegó al Festival de San Sebastián -Alberto Ortega-Europa Press

El actor hispanomexicano Daniel Giménez Cacho: «Hay mexicanos que son peores hoy que Hernán Cortés»

SAN SEBASTIÁN, 23 Sep. (del enviado especial de Europa Press, Eduardo Blanco) –

El director Alejandro González Iñárrituque trae a la sección ‘Perlas’ del Festival de San Sebastián su nueva película ‘Bardo’ha asegurado que exigir que España pida perdón a México por la conquista le resulta «ridículo» y que se trata de un momento que es «parte de la Historia y la humanidad».

«Es un evento poderoso, tremendo, en el que, como trato de explicar en la película, cada uno tiene su punto de vista: el victor y el vancido«, ha explicado en una entrevista con Europa Press al autor, al hilo de una escena de su largometraje en el que se se produce un imaginario con la figura de Hernán Cortés.

«Y, para mi, ambos lados son interesantes y tienen sus puntos a defender: no hay un resultado final. «Es quizás el encuentro más complejo de la humanidad y pedir perdón en este momento es algo absolutamente inútil», agregó el cineasta mexicano.

En esta misma línea mostró al actor hispano-mexicano Daniel Giménez-Cacho, quien da vida al alter ego de Iñárritu en su nueva película. «No estoy de acuerdo en pedir perdón, y menos en la manera demagógica que lo pide nuestro presidente (López Obrador). Hay mexicanos que son peores hoy que Hernán Cortés y esa petición no tiene ningún sentido”, afirmó.

“También queremos agradecer a los españoles toda la inteligencia que llevó al exilio de la Guerra Civil o toda la literatura o miles de cosas. Esta manera de polarizar y decir, como de herida abierta constante y que no sana, no la compartir» ha lamentado el intreprete.

VIDA E INMIGRACIÓN MEXICANA

‘Bardo’, que incluye la frase ‘o falsa crónica de unas quantas verdades’ en el título, es una «autoficción emocional» de la vida del director en la que revisita varios momentos que podrían estar asociados con su biografía: la muerte de un hijo. , premios…–, aunque también recurre otros temas sociales como el de la inmigración y la violencia en México, por ejemplo. La película es producida por Netflix.

«Esta crónica es falsa, pero hay una verdad, la emoción. Trato a través de un alter ego de hablar de lo que yo experimentó, que no es una autobiografía, sino autoficción. No puedo decir que eso es lo que pasó y menos en una película, que parte entre la frontera de lo imaginario y lo real. Por eso es un poco irritante«, comentó con humor.

El retrato que se desprende de México es el de un país en crecimiento, pero también azotado por situaciones endémicas como la violencia o la emigración. “Es una situación de incertidumbre total, pero es que el mundo entero está en una situación delicada. México tiene solidez principamente por su gente, por su vitalidad y por su cultura milenaria”, admitió.

VIDAS «LIQUIDAS»

En todo caso, el director reconoce haber «tenido mucha suerte» en su vida y no ha sentido discriminación en ningún momento de su carrera por sus orígenes de «clase media baja». «Sempre he tenido absoluta libertad en todas mis películas, no one me ha cortado una escena nor he sido victimi de un trato de control. jodida», ha explicado.

Iñárritu ha avanzo que su cine irá ahora por caminos más asociados al «poder del subconsciente». «Creo que parte de nuestra vida nos la passamos soñando y no hacemos caso de esa voz. Es algo más real y una realidad mucho más interesante que las estructuras mentales cronológicas y académicas: la vida para mí es mucho más cercana a lo líquido de ‘Bardo'», concluyó.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.